Ya hemos hablado en YoSoiTú sobre los distintos tipos de sérum que existen en el mercado. Aunque se cree que son productos exclusivos para pieles maduras, la realidad es incluso están sugeridos para pieles jóvenes. 

Uno de los argumentos más comunes por los que gente joven no lo considera primordial dentro de su rutina de cuidado de la piel es que sustituyen su uso con una crema hidratante. 

Foto Pexels

“Los sérums tienen una concentración y absorción más alta, por lo que el nivel de hidratación será más prolongado”, explica el doctor Gabriel Ayala, médico y vocero de Mesoestetic Internacional

Si bien, una crema de rostro tiene la función de hidratar, sus moléculas son más grandes —comparadas con las de su sérum— y su consistencia es mucho más espesa, de ahí que el producto ya no llegue a planos más profundos, a diferencia del sérum, que tiene una densidad más ligera que va a penetrar a mayor profundidad y una hidratación a largo plazo. 

¿ Y QUÉ !"#% ES EL SÉRUM? EL MEJOR ALIADO DE TU PIEL

Gracias a su consistencia muchos más líquida, los sérum absorben mucho más rápido que una crema y penetra a más profundidad, “ya después lo cubres o sellas con la crema”, recomienda el doctor Gabriel. 

Foto Pexels

Por primera vez 

Para quienes apenas se inician en el mundo de los sérums, el especialista sugiere iniciarse con uno hidratante y que aporte luminosidad. Ya conforme pasen los años o para pieles maduras, se puede recurrir a aquellos con propiedades despigmentantes, tensores o antioxidante.  

Foto Pexels

“Para los hombres, en Mesoestetic tenemos el ha densimatrix, que tiene tres moléculas de ácido hialurónico. Uno te dará brillo, otra que hidratará y la última, brinda un efecto rejuvenecedor”, explica el especialista. 

Paso a paso

Como ya vimos, sin importar la edad se recomienda siempre usar sérum como parte de tu ritual de belleza. Hay quienes lo aplican en las mañanas, mientras que otros lo hacen por noche, incluso están quienes los sugieren para ambos. 

Sea cual sea el caso, el sérum se aplica siempre con el rostro limpio, por lo que en el día puedes usarlo saliendo de bañarte. Después de secar tu rostro, con una o dos gotas, nada más, distribuye por tu cara y pecho. Gracias a su fácil absorción, el sérum penetrará rápidamente sin dejar rastro graso sobre tu piel. 

Foto Pexels

EPIGENÉTICA, TU NUEVO MEJOR ALIADO CONTRA EL ENVEJECIMIENTO

Ahora es momento de aplicar tu crema de rostro y continuar con tu ritual de belleza cotidiano, como bloqueador y maquillaje. 

Para los nocturnos, desmaquíllate y lava tu rostro, para después aplicar tu sérum y retirarte a descansar. Un diferenciador entre un sérum para el día comparado con uno para la noche es que los segundos tienen retinol, un súperingrediente antiedad que, desafortunadamente, es fotosensible, por lo que no se sugiere su uso para cuando hay sol, a menos que se use un protector solar de amplia protección. 

Foto Pexels

Aunque puedas encontrar más tipos de sérum, al final, todos son productos antiedad que ayudan a prevenir la aparición de los signos de la edad. Además, se ha comprobado que ayudan a potencializar las propiedades de otros productos cosméticos. 

Foto Pexels