El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), Ricardo Sheffield, dio a conocer cuál habría sido la falla del ingreso a los shows de Bad Bunny en la Ciudad de México.

Este 19 de diciembre, el titular de la PROFECO informó que en una reunión con Ticketmaster, se aclaró que no se trató de una doble venta de boletos, primera teoría con la que se habría explicado el porque se les negó el acceso a miles de personas al Estadio Azteca, recinto en el que se presentó el artista.

"Vimos unos videos en los que se nota —sobre todo en el concierto del viernes (10 de diciembre)— que hay un espacio vacío donde pudieron haber entrado esas personas, entonces, queda descartado que haya sido doble venta, no se vendió dos veces", comentó.

Más de dos mil personas afectadas

Sheffield comentó que hay dos mil personas afectadas, (110 el sábado 11 y el resto el viernes 10 de diciembre) ya empezaron a recibir el 100% de reembolso de parte de la empresa de boletos, más 20% de indemnización, como marca la ley.

"Ya pudimos constatar que están devolviendo los primeros cientos de estos dos mil, pero cualquiera que todavía no haya sido resarcido puede buscarnos en Profeco, a través del teléfono del consumidor", detalló.

Mientras que la empresa Ticketmaster señaló que tuvieron un "problema en el sistema de registro de boletos por intermitencia en la señal", lo que habría ocasionado el fallo con las "pistolitas" que recogen el código al momento de ser presentadas las entradas.

Tras el caos del pasado 10 de diciembre a las afueras del Estadio Azteca, donde se vio tanto a fanáticos trepando puertas, llorando, o desconcertados; empleados rompiendo boletos, cerrando el acceso y el arribo de elementos de seguridad pública y privada, la PROFECO acordó un cambio de la política de Ticketmaster, en donde, en caso de existir una cancelación (por el motivo que sea) la empresa debe actuar como lo hace en otros países: devolver el 100%, no solo lo que se pagó por el evento sino también el costo del servicio de boletaje.

aemz