Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Hermanos venden Goya falso y les pagan con dinero falso

La víctima fue un supuesto jeque árabe dispuesto a desembolsar cuatro millones de euros por la obra.

RedacciónFebrero 20, 2015 
Tiempo de lectura: 2 mins.

GatewayTimeout

El caso de los hermanos Jaume y Joan Font es la clara ejemplificación de la frase ‘ladrón que roba a ladrón tiene 100 años de perdón’.

En 2003 cuando los Font adquirieron el lienzo ‘Retrato de Antonio María Esquivel’, atribuido a Francisco de Goya, de un fotógrafo que lo adquirió en una subasta e incluso, les entregó un certificado de autenticidad. Pese a esto, decidieron someter la obra a una nueva prueba, por lo que acordaron pagar un anticipo de 20 mil euros y pagar el resto una vez que la obra fuera confirmada como auténtica.

En el lienzo se pude ver al pintor español, Antonio María Esquivel, ataviado con la medalla de la Orden de Isabel la Católica. Fue aquí donde todo comenzó a tornarse truculento. Esquivel recibió la condecoración 11 años después de la muerte de Francisco de Goya. El cuadro no fue pintado por el pintor zaragozano.

Ante tal noticia, los Font decidieron deshacerse de la obra utilizando el apócrifo certificado de autenticidad.

La víctima fue un supuesto jeque árabe dispuesto a desembolsar cuatro millones de euros por la obra.

El inicio de la transacción se realizó en Turín, donde recibieron un adelanto de 1.1 millones de euros, pero debían pagar los honorarios del intermediario del magnate árabe, que constó de 300 mil euros, que adquirieron a préstamo de un amigo empresario; a cambio le pagarían 380 mil euros.

El intercambio se hizo y los Font salieron de Italia con las maletas llenas de billetes. La decepción para los hermanos se dio cuando trataron de depositar el dinero en un banco de Ginebra, ya que les informaron que con lo que trataban de abrir una cuenta era no más que un montón de fotocopias del dinero.

Jaume y Joan Font fueron detenidos en España, les fue confiscada la obra y se les acusó de fraude. De los 300 mil euros y del intermediario no se sabe nada.

Con información de El Universal.

kach

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección
GatewayTimeout

Últimas noticias

Te Recomendamos