La Copa Mundial de Qatar se está celebrando y la FIFA reveló cómo tendrá la detección del fuera de juego, haciendo uso de la inteligencia artificial en todos los partidos del torneo.

El pasado Mundial de Rusia 2018 pasó a la historia por ser el primero en su torneo que empleó la tecnología del VAR, con la cual los árbitros pudieron señalar más penales, y ahora para Qatar 2022 se busca de alguna manera hacer que un partido fuera lo más justo posible.

Las 12 cámaras

La tecnología utilizará 12 cámaras colocadas de manera estratégica en los estadios que tienen la finalidad de rastrear la posición de los jugadores.

De esta forma permitirá colocar 29 puntos de datos de cada jugador, enviando información hasta 50 veces por segundo.

Las cámaras ayudarán a detectar con mayor precisión la posición del jugador en todo el campo. 

Detección del balón

Las cámaras también rastrearán el balón que contará con un sensor capaz de enviar datos hasta 500 veces por segundo.

Así se podrá determinar el momento exacto en el que el balón será golpeado para determinar si el jugador se encuentra en posición adelantada.

El fuera de lugar 

Uno de las reglas un poco difíciles, pero con la ayuda de las 12 cámaras estos lentes rastrearán el balón, así como 29 puntos de la parte del cuerpo de cada jugador involucrado en un posible fuera de lugar.

Los puntos se enfocarán principalmente en las extremidades y articulaciones y podrá detectar detalles a 50 cuadros por segundo para determinar las posiciones exactas, así que literalmente se podrá marcar un fuera de lugar prácticamente por un pelo.

Los árbitros del VAR serán los encargados de analizar los datos gráficos y finalmente comunicarán al árbitro a través del auricular para informar si hay fuera de lugar o no.

Para ayudar aún más la cosa, la imagen que ven los árbitros del VAR se proyectará tanto en televisión como en las pantallas de cada uno de los estadios para que los aficionados puedan ver la jugada digital y constatar que la decisión de anular una jugada fue correcta.

aemz