Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Arqueólogos mexicanos restauran museo en Egipto

Expertos mexicanos son líderes en el rescate y restauración de un museo en la Tumba Tebana 39 de Puimra en Egipto.

RedacciónEnero 22, 2015 
Tiempo de lectura: 3 mins.
Arqueólogos mexicanos realizan trabajos de restauración y recuperación en Egipto.

GatewayTimeout

Arqueólogos mexicanos son los líderes en trabajos de rescate y restauración de un museo en la Tumba Tebana 39 de Puimra, situado cerca Assasif en Luxor, Egipto, que se abrirá en aproximadamente cuatro años.

Gabriela Arrache, Directora General de la Sociedad Mexicana de Egiptología y jefe del equipo mexicano, estima que cuando el lugar se abra será uno de los más bellos y visitados del país.

Egipto recibe muchas solicitudes, de todas partes, para trabajar en el rescate de las zonas arqueológicas y sólo unos pocos se aceptan, lo que pone de relieve el prestigio de expertos mexicanos.

La Tumba Tebana 39 es un complejo funerario de 18 por 30 metros, fue construido hace 3 mil 500 años en honor del segundo profeta Puimra, Dios Amon, muy prominente durante el reinado de la reina Hat- Shep - Sut correspondiente a la dinastía XVIII.

El personaje cuyo nombre significa " El que está en el Sol " tenía 17 títulos de nobleza y fue el primero que hizo su tumba en un sitio que más tarde se convirtió en el valle de los nobles.

En la entrada a la misma, como en otros, hay una maldición contra los saqueadores, además  de una bendición para los visitantes o personas que contribuyen al rescate del sitio.

Los representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores (SRE) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) además de la Universidad del valle de México (UVM) también están involucrados en este trabajo, aunque gran parte de los costos de son manejados por tres miembros de la Sociedad.

Las obras comenzaron en 2005 y la prioridad ha sido consolidar la estructura de muros y bóvedas, así como la documentación, registro y traslado de piezas originales con alto y bajo relieve en diferentes cámaras.

"Ha sido una tarea difícil y constante, en primer lugar para salvar el monumento y luego para salvar la belleza de ella ", dijo Arrache, quien explicó que a pesar de que el lugar ha sido saqueado y no hay tumba y ofrendas, las paredes son muy hermosas.

El experto dijo que el grupo también está trabajando en un libro que expone la historia de la tumba y los resultados que los mexicanos han hecho en sus alrededores.

Con información de NOTIMEX.

nm

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Te Recomendamos