Si eres amante del mar, el sol y la arena y estás pensando en viajara a la playa, sin lugar a duda debes considerar las playas en Mérida, Yucatán. La península yucateca es una de las más buscadas por los viajeros como un destino turístico por su arena blanca y el azul turquesa del mar, además de los precios accesibles en alimentos.

Celestún, el paraíso rosado

La playa de Celestún se localiza a una hora y media de la ciudad de Mérida, es reconocida porque es hogar de cientos de flamencos rosados que cada año se reproducen en el lugar.

Esta playa forma parte del patrimonio mundial de la reserva de la biósfera, además desde 1979 fue declarada oficialmente refugio faunístico.

Foto: Instagram/@diphototraveler

Al oriente, se encuentra el manantial Baldiosera donde se puede nadar y bucear, también está el manantial Cambay, el cual es un ojo de agua dulce y que decir de Tambor, lugar donde el principal atractivo es el Flamenco rosa o caribeño, esta especia de fauna llega a la Ría de Celestún para alimentarse y descansar.

Foto: Instagram/@hugo.jordan.14

Sin embargo, no solo encontrarás Flamencos, Celestún posee una gran cantidad de fauna como pelícanos, garzas o albatros. Asimismo, habitan animales en peligro de extinción como el jaguar, tigrillo y el mono araña. Otras especies en riesgo como tortugas marinas también habitan en ese paraíso.

Foto: Instagram/@biemturviajes

Su población

El poblado de Celestún es cálido, pintoresco y muy pequeño, no obstante, tiene muchos establecimientos para comer a costos muy accesibles, y de artesanías.

En este sentido, existen lugareños que ofrecen viajes abordo de sus lanchas para apreciar el extraordinario paisaje natural.

Una de las características de este destino es que abunda la naturaleza y la humanidad es mínima, pues en sus 60 mil hectáreas de la reserva, viven menos de 7 mil personas. Los habitantes de Celestún son los únicos que habitan en esta costa protegida.

Foto: Instagram/@cindicasali

El clima en Celestún

Esta playa ubicada en Yucatán posee un clima tropical subhúmedo con lluvias en verano, en este sentido, su temperatura media es de 26° centígrados en todo el año.

Foto: Instagram/@marti200809

Además de ser el arribo de los flamencos rosados en febrero, Celestún es de los pocos santuarios en América del norte en el cual los delfines realizan su reproducción y distintas especies de patos que llegan desde Canadá. Celestún destaca especialmente por la abundancia de peces que existen en sus aguas.

Celestún quiere decir "espanto de piedra" y proviene de la lengua maya y el nombre lo recibe la comunidad pesquera, quien ha sabido aprovechar los recursos naturales de forma eficiente.

BV