No es un secreto que la reina Letizia de España tiene una figura atlética; las ocasiones en las que ha mostrado los brazos con vestidos y tops sin mangas, se ha hecho aparente que trabaja sus músculos, pues los tiene perfectamente moldeados. Lo mismo ha ocurrido con sus pantorrillas que, cuando han quedado al descubierto, se notan súper fuertes y poderosas, capaces de resistir perfectamente los altos tacones que suele usar.

El vestido de la polémica

Hace un par de días, en el evento para entregar los premios del Día Mundial de la Cruz Roja y la Luna Roja, en Valencia, la reina lució un diseño poco usual para sus estándares, se trató de un vestido de cuello redondo, mangas abullonadas y largo midi, en el color de moda: fucsia; hasta aquí, nada fuera de lo normal, sin embargo, el detalle que llamó la atención fueron sus aberturas, o cutouts, a la altura del tórax, que dejaron ver sus espectaculares abdominales.

Aunque las aberturas no eran indiscretas ni pronunciadas, si dejaron ver el "marcado"  abdomen de la monarca.

Pero ¿cómo le hace?

De acuerdo con el diario español "El Mundo", además de su genética privilegiada, pues siempre ha sido muy delgada y musculosa, Letizia trabaja duro para mantener en forma óptima.

Para empezar, de niña tomó por muchos años clases de danza clásica, a lo que puede atribuirse su buena postura y su esbeltez. Si ha logrado conservarse así, es claramente gracias a que no abandona el gimnasio, pero también gracias a lo que se lleva --y no se lleva-- a la boca.

Según los expertos en fitness, "los abdominales se consiguen en la cocina" y debe ser verdad, porque se sabe que la reina es muy estricta con su dieta. Se dice que el secreto de Letizia es la "Dieta Perricone", desarrollada por el famoso dermatólogo estadounidense Nicholas Perricone, quien es es el creador de la firma MD Perricone y está considerado como uno de los padres del "antienvejecimiento".

Esta dieta, conocida como de la "eterna juventud" consiste en consumir principalmente diez tipos de alimentos:

1. Omega 3: especialmente, salmón y atún;  2. frutas ricas en fibra: piña, peras, manzanas, frutos rojos; 3. grasas buenas como el aguacate; 4. chiles y pimientos, que ayudan a crear la sensación de saciedad; 5. verduras, como brócoli, espárragos, hongos, acelgas, jitomates; 6. legumbres: sobre todo lentejas; 7. probióticos como yoghurt y lácteos fermentados; 8. semillas de linaza y frutos secos; 9. cereales enteros, especialmente avena; y 10. especias: cúrcuma, nuez moscada, jengibre y demás.

Lo que no se debe ni probar son el azúcar y sus derivados, las harinas blancaslas grasas hidrogenadas y alimentos empaquetados y algunas frutas como naranja, mango, sandía, plátano, uvas y verduras como zanahoria, calabaza y papas. También está prohibido el consumo de alcohol.

El ejercicio

Aquí solo se pueden hacer conjeturas, pues no hay información oficial sobre el tema. Pero se sabe que trabaja con un entrenador personal en el gimnasio de la Zarzuela y que además hace Pilates, lo cual contribuye significativamente a desarrollar los abdominales. También hace rutinas de su fuerza con su propio peso, bandas elásticas, pesas y TRX, así como fondos,

El yoga y el zumba son otras dos de sus disciplinas favoritas. El zumba es una actividad que, se supone, practicaba el fin de semana con un grupo de madres del colegio de sus hijas.