Mucho se ha hablado sobre Balenciaga en los últimos años. Mientras que para unos su propuesta de moda resulta original y divertida, hay otros que no coinciden y lo califican de provocador y hasta carente de talento. Lo que sí es una realidad es que hoy es una de las firmas de lujo más importantes del orbe y que está en constante ascenso. 

Ya sea por buena o mala publicidad, Balenciaga siempre está dando de qué hablar. La más reciente polémica en la que está envuelta es sobre su bolsa bautizada como Trash Pouch que, literal, se trata de un saco de basura que propone como el nuevo objeto de deseo para guardar y trasportar objetos personales. 

El Trash Pouch fue presentado durante la Semana de la moda de París a principio de año, donde todas las principales casas de moda revelaron sus propuestas para la ya cercana temporada otoño-invierno. Recordemos que las presentaciones oficiales se realizan con una diferencia de seis meses. 

Foto tomada del sitio de Balenciaga

Durante la pasarela, Demna Gvasalia, quien se desempeña como el actual director creativo de Balenciaga, recreó un crudo inverno, con temperaturas bajo cero y frente a una tormenta invernal. 

En la gran mayoría de las salidas, las y los modelos lucieron el polémico Trash Pouch, que de acuerdo con el propio Demna, "está inspirado en una bolsa de basura". 

Foto tomada del sitio de Balenciaga

Según la historia detrás de esta colección, el director creativo quiso reflejar la situación en la que viven los afectados por la actual guerra que se viven en Europa del Este, como muestra de solidaridad y apoyo total al pueblo ucraniano luego de que Rusia los invadiera. Este gesto de fraternidad es un guiño de Gvasalia a Ucrania, el país adoptivo que durante años fuera su hogar. Hoy a cinco meses de haberse iniciado este conflicto, Balenciaga lanza a la venta dichas bolsas de basura como un accesorio más de su colección. 

Foto tomada del sitio de Balenciaga

"No podía perder la oportunidad de hacer la bolsa de basura más cara del mundo, porque ¿a quién no le encanta un escándalo de moda?", compartió el propio diseñador durante una entrevista concedida al sitio WWD. 

Tal como se apreció sobre el desfile, el Trash Pouch está ya disponible en tres colores: negro, azul y blanco, los cuales están a la venta por la estratosférica cantidad de 1,790 dólares, unos 36 mil pesos mexicanos. 

Foto tomada del sitio de Balenciaga

"Con un cordón estilo bolsa de basura para cerrar, las bolsas negras y azules tienen una corbata negra, mientras que la blanca tiene una roja", se explica sobre el modelo en el sitio oficial de la casa de moda. 

La bolsa de basura Balenciaga está hecha de piel de becerro con un revestimiento brillante. 

Foto tomada del sitio de Balenciaga