Estamos tan acostumbrados a los destinos de playa, que nuestras vacaciones terminan siendo limitadas a las amenidades que nos ofrece el hotel donde nos hospedamos, pues muchas veces pasamos prácticamente todo el tiempo en su interior que no abandonamos las instalaciones hasta el hasta el día que regresamos a casa. 

Justo para promover que los vacacionistas tengan opciones recreativas, más allá de lo que ofrecen los hoteles, es que Costa Rica ha aprovechado sus escenarios naturales como una de sus máximas apuestas para atraer el turismo, donde los viajeros tienen la opción de acceder a estos sitios y disfrutar de una experiencia única.  

Foto Cortesía

Es así como el turismo wellness se ha convertido en Costa Rica en su principal carta de presentación para los viajeros, quienes se han visto atraídos por la amplia oferta que tiene el país para disfrutar de unas vacaciones originales, en completa tranquilidad, desconexión y rodeadas de la naturaleza. 

Mente, cuerpo y alma 

Para desconectarse del ajetreado ritmo de vida que llevamos, Costa Rica promueve sus destinos a través de distintas actividades físicas y una oferta culinaria saludable de primer mundo, con la que busca que los visitantes encuentren el balance que han perdido y renueven su mente, cuerpo y alma

Foto Cortesía

En contacto 

Rodeado de grandes escenarios naturales, que comprenden playas, selva y zonas boscosas, en Costa Rica se pueden realizar distintas disciplinas entorno a estos sitios, de cuales muchos son pioneros como son trekking o el earthing, entre otras más actividades, todas enfocadas en el bienestar. 

Ya sea que prefieres el bosque o la playa, una actividad común en Costa Rica es la práctica del earthing, a la que también se le conoce como grounding, que son básicamente paseos por escenarios naturales caminando descalzo. De acuerdo con especialistas ticos, el contacto directo de nuestros pies sobre las distintas superficies naturales (tierra, arena, lodo, hojas, pasto) ayuda a reducir la inflamación de enfermedades crónicas como la artritis, lupus esclerosis; mejora el sueño; nuestro estado de ánimo; se reduce los niveles de estrés, ansiedad e irritabilidad; mejora nuestra circulación sanguínea y ayuda a aliviar la tensión muscular. 

Foto Cortesía

El trekking es otra opción de caminata de bajo impacto que se da mucho en las zonas internas del país costarricense, ideal para personas mayores que buscan actividades de muy bajo impacto, en las que también podrán apreciar y disfrutar de los ecosistemas naturales del lugar. 

Foto Cortesía

Detox tecnológico 

Aunque su origen es japonés, en Costa Rica han replicado el forest bath o ecoterapia, que es la desconexión de los dispositivos y carga digital a la que estamos acostumbrados, para reconectarnos con la naturaleza y sus bondades. Para ello, sugieren practicar senderismo o hiking. La idea es que dichas actividades sirvan de antídoto contra la saturación tecnológica a la que estamos constantemente sometidos. 

Foto Cortesía

Námaste 

No se necesita ser un gurú o ser un simple practicante para viajar hasta la India y ser parte de sesiones de yoga. En Costa Rica también se promueven esta disciplina rodeada de distintos escenarios naturales.  

Aquí, suelen impartir clases de yoga a las primeras horas de la mañana para aprovechar el amanecer y ser testigo de este espectáculo natural, los cuales se imparten en medio del bosque, en las faldas de algún volcán o en plataformas flotantes a la orilla de ríos o lagos, transformando una simple sesión en una experiencia consciente y contemplativa de sumergirse en las vistas, los sonidos y los olores de los escenarios. 

Foto Cortesía

Bondades del agua 

Además de sus playas, selva o bosques, Costa Rica cuenta con cuerpos de agua que nacen a las orillas de sus volcanes, como el Arenal. Se trata de aguas termales que se ubican en las Llanuras del Norte, como en La Fortuna y Aguas Zarcasque, donde se pueden adentrar y disfrutar de sus beneficios holísticos y de purificación, gracias a su concentración de minerales, que resultan benéficos para la salud. 

Foto Cortesía

Para cerrar con broche de oro 

Para completar la experiencia, en Costa Rica también cuentan con otras amenidades y servicios para el deleite de los viajeros, como son clases de surf o paddle; sesiones de spa; masajes; wraps o envoltorios en barro volcánico, café, frutas tropicales o en chocolate, que son recomendados para la hidratar su piel; estaciones de hidroterapia y clases de meditación, entre otras. 

Foto Cortesía