Reza la popular frase que: “Pequeñas acciones pueden provocar grandes cambios” y es así como nosotros, cuando viajamos, podemos reducir el impacto al medio ambiente haciendo o modificando ciertos hábitos. 

¿Te has puesto a pensar el daño que provocamos cuando salimos de viaje? Aunque no se trata de ponernos tristes, sino más bien serios, es nuestra responsabilidad tratar de reducir los daños al ambiente; desde el consumo de energía, la generación de basura hasta la contaminación de los ecosistemas. 

Foto Pexels

Es así como surgió el Movimiento Para Bien o Para Mal, con el apoyo de ECOFILTER México y el WORLD CLEAN UP DAY, con el que busca hacer conciencia como comunidad sobre la emergencia climática y su impacto en nuestro planeta. 

Es por ello, que aprovechando el reciente periodo vacacional lanzaron una serie de acciones para que todos los viajeros seamos más consientes sobre nuestras acciones y en la medida de lo posible transformemos nuestro viaje en unas vacaciones sostenibles, sin dejar de lado, por supuesto, la aventura, el descanso y el goce. 

Foto Pexels

Elegir lugares sustentables. Durante la planeación, se aconseja inclinarse por sitios que garanticen la sustentabilidad del medio ambiente y de las comunidades que viven ahí. La selección puede ir desde el propio destino hasta los hoteles, muchos de los cuales se rigen con lineamientos en favor del medio ambiente

Foto Pexels

Elegir el medio de transporte menos contaminante. No se trata de vivir incomodidades con trayectos largos e incómodos. Si bien, el avión resulta el medio más rápido y cómodo, es también uno de los más contaminantes. Si puedes viajar en carretera entre varios acompañantes, pueden aprovechar al máximo el trayecto, manejando todos para no cansarse.  

Respetar la naturaleza. Seguir las reglas y lineamientos del lugar es un buen inicio para no alterar los ecosistemas. Respeta la reglas e indicaciones, además de evitar tirar basura, respeta la flora y la fauna y evita introducir nuevas especies. 

Reducir el equipaje al mínimo. ¿Sabías que viajar con pocas maletas reduce tu huella de carbono? Procura llevar solo una maleta y en ella solo empacar lo realmente necesario apoyándote de bolsas de tela (y no plástico), botellas y cubiertos reutilizables, kits de limpieza sin envases plásticos como champús secos, desodorante hecho a base de elementos naturales y cepillos de dientes de bambú. 

Foto Pexels

Elige alojamientos amigables con la naturaleza. Relacionado al primer punto, la mayoría de los hoteles están implementando acciones para reducir el impacto al medio ambiente, como reducir el lavado de toallas y sábanas, limitado al cambio de huéspedes y no diario, como estaban acostumbrados.  

Muévete en bici o en transporte público. Otra de las acciones que los hoteles están implementando es el préstamo de bicicletas para los huéspedes. Además de servir como atractivo para conocer los sitios de interés, ayudan a ejercitarte y reducir tu huella de carbono. 

Foto Pexels

Comer de forma sustentable. Aunque no lo creas, la selección de nuestros alimentos también puede impactar negativamente al ambiente, por ello, lo más aconsejable es consumir ingredientes locales, comprar en mercados locales y reducir el consumo de carne. 

Comprar lo estrictamente necesario. Elegir productos de calidad garantizará que no lo deseches en poco tiempo y te veas en la necesidad de volverlo a adquirir. Busca opciones sin empaque o ecológicas, considerando que el material no esté en peligro de extinción, sino no.  

Ahorrar energía. En los periodos vacacionales, los destinos que reciben turistas aumentan su consumo de energía para abastecer las necesidades de los huéspedes. Por ello, sé un viajero responsable, no desperdicies agua; desconecta del enchufe aquellos dispositivos o aparatos que no necesites o estés ocupando; aprovecha la luz solar; abre las ventanas para refrescarte y no utilizar en exceso los aires acondicionados. 

Foto Pexels

Súmate al movimiento PARA BIEN O PARA MAL. “Consiste en recolectar, reciclar y dar un segundo uso a las colillas de cigarro, además de distintas acciones de limpieza de playas y ciudades”, sugieren las organizaciones ECOFILTER y WORLD CLEANUP DAY 

A través de la recolección de colillas, ECOFILTER aplica un tratamiento biotecnológico que permite obtener una pulpa de celulosa libre de tóxicos, además de dos subproductos: aislante acústico-térmico y biofertilizante. 

Foto Pexels