Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Películas de Hollywood que se filmaron en escenarios mexicanos y no lo sabías

Importantes productores de Hollywood han escogido México, como escenario natural de importantes películas

REDACCIÓNEnero 20, 2022 
Tiempo de lectura: 13 mins.
“Titanic”, “Romeo y Julieta”, “Apocalypto” y otras, son algunas de las cintas en las que han aparecido escenarios del territorio mexicano (FOTO ESPECIAL)

Lo + leído

Pocas personas sabe que muchas súper producciones de Hollywood han sido grabadas en escenarios mexicanos. La geografía de nuestro país ha servido de sets para estas películas, reconoces alguno de estos lugares?

PELÍCULAS DE HOLLYWOOD FILMADAS EN ESCENARIOS MEXICANOS:

"LA MÁSCARA DEL ZORRO"

Para asemejar los desérticos valles y los paisajes inalterados del estado de California de principios del siglo XIX, los escenarios mexicanos eran idóneos. Así, las maravillas naturales y las bellas haciendas de Sonora, Hidalgo, Tlaxcala y el Estado de México se convirtieron en las locaciones que le dieron vida a la película La Mascara del Zorro, la leyenda del héroe a caballo.

La Máscara del Zorro (1998) se sitúa a principios del siglo XIX cuando México vive la algarabía de sus primeros años de Independencia, mientras se planea la venta de más de medio territorio mexicano a Estados Unidos. Inmersos bajo la opresión española, los habitantes de la Alta California claman a su héroe El Zorro (Anthony Hopkins) quien, al ser descubierto por el gobernador Don Rafael Montero es encarcelado y separado de su hija Elena (Catherine Zeta-Jones). Después de pasar dos décadas en prisión, Don Diego de la Vega -verdadero nombre de El Zorro- escapa y busca venganza contra Montero a través de Alejandro Murrieta (Antonio Banderas), un bandido de pasado tortuoso a quien entrena para ser su sucesor.

Mientras que los interiores de La Máscara del Zorro fueron realizados en los Estudios Churubusco, en la Ciudad de México, el 80% fue filmado en magníficos exteriores. Desde las playas de Guaymas, Sonora, un importante puerto donde el desierto se une con el mar; la Hacienda de San Blas, en el poblado de López Mateos en Tlaxcala, que fungió como la plaza en la que inicia la película; hasta la Ex Hacienda de Gogorrón, en San Luis Potosí, fueron testigos de las proezas de El Zorro.

Probablemente, el momento más memorable del filme es aquel en el que los protagonistas se conocen cuando, después de un duelo de espadas, Alejandro semi desviste a Elena marcando en su corsé la “Z” de Zorro. Esta sensual escena se llevó a cabo en la Ex Hacienda de Santa María Regla, bella construcción del siglo XVIII -hoy convertida en un rústico hotel- localizada en el Pueblo Mágico de Huasca de Ocampo, en Hidalgo. Rodeada de un espectacular paisaje compuesto por cascadas, prismas basálticos y arroyos, esta hacienda contempla un gran destino turístico que además de ofrecer en sus alrededores excelente gastronomía y variedad de artesanías, es el telón de fondo de las aventuras del romántico héroe enfundado en su vestimenta negra, El Zorro.

"LA MEXICANA"

Esta sencilla comedia tiene como mayor atractivo a sus afamados protagonistas y las bellas locaciones, ubicadas en San Luis Potosí. La galardonada con el Oscar, Julia Roberts, y el actor más guapo de Hollywood, Brad Pitt, encontraron en tierras mexicanas el mejor escenario para darle vida a un atípico romance, rodeado de costumbrismos y creencias místicas.

En La Mexicana, Jerry Welbash (Pitt) quien trabaja para un chantajista, recibe dos ultimátums: uno, de su mafioso jefe quien lo envía a México a conseguir su valiosísima pistola y otro, en el que su novia Samantha (Roberts) le pide que deje los trabajos ilícitos. Teniendo la vida en juego, el persona de Brad Pitt cruza la frontera para encontrar “la mexicana” -el nombre de la mítica arma-, búsqueda en la que se encuentra con grandes obstáculos y la legendaria maldición que la persigue.

Una parte de la película fue filmada en el Túnel Ogarrio, impresionante obra de ingeniería de más de dos kilómetros de largo que constituye el único acceso a Real de Catorce, el principal set de la película La Mexicana. Enclavado en la sierra, en una de las zonas más altas del Altiplano Central, Real de Catorce es un Pueblo Mágico que atrae a cualquier visitante con el aire solitario y provinciano que se respira en sus callejuelas empedradas. Además, este paraje de San Luis Potosí conserva los restos de su importante arquitectura, principalmente colonial, de la que destacan el Templo de la Purísima Concepción, de portada neoclásica, la Plaza de Toros y el Palenque, ambos hechos de cantera rosa.

La Mexicana (2001) significó una importante promoción turística para este poblado “fantasma” que, como dirían sus habitantes, nunca había visto tanta gente como en el tiempo que duró el rodaje. Aunque esta película, dirigida por Gore Verbinski, está repleta de clichés y estereotipos, los espacios de sus sets demuestran el encanto de Real de Catorce, uno de los pueblos mágicos más enigmáticos -e increíbles- del país.

"ROMEO Y JULIETA"

“En la bella Verona esto sucede…”. Con este verso inicia la mayor historia de amor de todos los tiempos: Romeo y Julieta de William Shakespeare. ¿Alguien se atrevería a modificar esta afamada tragedia? El director Baz Luhrmann lo hizo, cambiando la espléndida Verona italiana por la Ciudad de México, el Puerto de Veracruz y Texcoco, Estado de México, lugares que convirtió en el escenario de su película Romeo y Julieta (1996).

Esta cinta, protagonizada por Leonardo DiCaprio y Claire Danes, es una versión postmodernista de la clásica historia de Romeo y Julieta, situada en tiempos actuales pero manteniendo el guión original de la obra renacentista. En ella, el odio entre las casas de los Montesco y los Capuleto se debe a su rivalidad como imperios empresariales y las espadas son reemplazadas por pistolas.

Bajo esta visión contemporánea de Romeo y Julieta, la atemporalidad y disonancia es palpable hasta en las locaciones. Por ejemplo, la mítica escena en la que los amantes se conocen durante un baile de máscaras en la mansión de los Capuleto -la familia de Julieta- fue filmada en el Castillo de Chapultepec, en CDMX. En esta impresionante construcción palaciega del siglo XIX, que actualmente alberga el Museo Nacional de Historia, los protagonistas se miran por primera vez, se enamoran y firman su romántica sentencia de muerte.

 

Las mejores escenas de amor -la boda secreta y los suicidios de los protagonistas- fueron filmadas en el Purísimo Corazón de María, una parroquia de grandes dimensiones y de aire gótico, ubicada en la calle de Gabriel Mancera, en la Colonia del Valle de la capital mexicana. Sin embargo, el momento más atípico de la cinta tiene lugar al final, cuando, en las playas de Veracruz -rodeada de palapas, restaurantes y tiendas de souvenirs- se da la muerte de Mercutio, el amigo inseparable de Romeo.

Sin duda, el folclor y los ambientes contrastantes que ofrece México fueron el escenario perfecto para reinventar uno de los grandes clásicos de la literatura que, entre detalles surreales, sigue siendo el relato de amor más trágico y pasional de la historia.

"APOCALYPTO"

Cuando Garra-Jaguar corre despavoridamente entre la exuberante selva y espléndidos cuerpos lacustres se dibujan las maravillas naturales del estado de Veracruz.  Por eso, para Apocalypto (2006), su director, el también actor Mel Gibson, eligió a Catemaco, San Andrés Tuxtla, el Cerro del Mono y el Paso de Ovejas como locaciones para reproducir el ecosistema que rodeaba las tierras mayas en la época precolombina.

La trama de la cinta -totalmente hablada en maya yucateco– se sitúa en los últimos tiempos de esta gran civilización, cuando los gobernantes, intentando revivir su antigua prosperidad, saqueaban, construían templos y realizaban sacrificios humanos. Un joven indígena llamado Garra-Jaguar es capturado y esclavizado hasta que, acompañado de otros miembros de su tribu, logra escapar mientras que, a lo lejos, vislumbra la llegada de los barcos españoles que marcarían el inicio de una nueva era.

Aunque esta película fue calificada por algunos críticos como excesivamente sangrienta e incierta históricamente, los magníficos paisajes utilizados, actualmente conforman excelentes destinos para los amantes del eco-turismo. Catemaco, singular población enmarcada por la fama de sus hechiceros, posee una célebre laguna del mismo nombre, constituida por dos islotes habitados por garzas blancas y monos macacos. Por otro lado, en una zona verdaderamente mágica, se encuentra San Andrés Tuxtla donde, a pocos pasos, yace la Laguna Encantada y cae el Salto de Eyipantla, una de las cascadas más bellas de México.

A lo largo del filme, lo más sobresaliente es el paisaje, el cual muestra la belleza natural que resguarda entre sus entrañas nuestro país. ¡Atrévete a conocerlos y déjate sorprender por su grandiosidad!

"TITANIC"

Una de las historias de amor más memorables de los últimos tiempos tuvo como escenario tierras mexicanas. La multipremiada cinta dirigida por James Cameron, que se centra en la relación de una joven pareja de distintas clases sociales a bordo del “inhundible” trasatlántico, supuestamente ocurre en las frías aguas del Océano Atlántico, en la ruta de Southampton a Nueva York. Sin embargo, realmente fue filmada en los Fox Studios Baja (construidos para realizar Titanic), ubicados en Rosarito, Baja California. Otras producciones que se grabaron en estos estudios son “Pearl Harbor” y “James Bond 007: El mañana nunca muere”.

Rosarito, localizado muy cerca de Tijuana, es un destino playero que atrae a sus visitantes debido principalmente a sus magníficas olas, ideales para el surf y la pesca deportiva. Además, destaca su exquisita gastronomía que reúne lo mejor de la cocina mexicana e internacional, siendo su platillo estrella la langosta.

"TROYA"

Por su cercanía con Estados Unidos, las playas mexicanas han sido muy solicitadas para las grandes producciones de Hollywood a lo largo de su historia. Quizás el mejor ejemplo de ello es la cinta épica Troya, protagonizada por Brad Pitt y Eric Bana. La película de 2004 está basada en el clásico La Ilíada, escrito por el poeta Homero, y que narra parte de la Guerra de Troya, un conflicto bélico entre una coalición de ejércitos aqueos y la ciudad de Troya.

Una de las mejores tomas del filme se percibe cuando la impresionante armada naval de aqueos llega a Troya para invadirla por mar. En ésta, se observan las playas doradas y las aguas azul profundo de “Grecia”; no obstante, en realidad estamos viendo las maravillosas playas de Los Cabos, en Baja California Sur.

Y no es de extrañar que éste haya sido el sitio elegido por los productores. Los Cabos cautiva a visitantes tanto nacionales como extranjeros tanto por sus hermosas panorámicas, que por un lado miran al desierto y por el otro al mar, como por su amplia oferta turística. Aquí podrás encontrar hoteles de gran turismo y un sinfín de restaurantes y bares, al igual que maravillas naturales como “el Arco” y la Ruta de las Misiones, donde en ciertas épocas del año es posible admirar ballenas.

"007 SPECTRE"

Filmada en 2015 la última entrega de la saga de James Bond permitió a los fanáticos de las aventuras de este detective identificar algunos de los lugares más emblemáticos del Centro Histórico de CDMX.

A través de una fantástica secuencia de persecución -que dura 11 minutos- es posible reconocer la bella Plaza Tolsá, enmarcada por el Palacio de Minería, donde cada año tiene lugar la feria del libro más antigua de América, y el imponente edificio que hoy alberga al Museo Nacional de Arte (MUNAL), que aloja pinturas y esculturas de diferentes escuelas artísticas de nuestra historia, y coronada por la espléndida estatua ecuestre de Carlos IV, conocida popularmente como El Caballito.

Una vez que el mítico agente 007 (interpretado por Daniel Craig) emprende una espectacular corretiza para alcanzar al líder de una banda mafiosa, en medio de un supuesto desfile anual dedicado a celebrar el Día de Muertos en México, se pueden advertir también la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional y la plancha del Zócalo, sobre todo en aquella memorable escena donde un helicóptero cae después de que el detective Bond impide (obviamente) su escape.

La cinta, dirigida por Sam Mendes, permitió recolocar a la Ciudad de México como un importante polo turístico, que cuenta con importantes atractivos y servicios de primer orden, ante los ojos del mundo.

 

(Imelda Téllez)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

Te Recomendamos