Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Regalar mascotas en Navidad, ¿es una buena idea?

Puede parecer un regalo hermoso y con las mejores intenciones, pero hay que considerar que es una responsabilidad de varios años

Lérida CabelloDiciembre 21, 2021 
Tiempo de lectura: 4 mins.
Tener una mascota es una decisión importante que no debe tomarse a la ligera (FOTO: PINTEREST)

GatewayTimeout

En Navidad muchos papás con hijos pequeños eligen la fecha para regalarles un tierno cachorro, pero no evalúan lo que implica esta responsabilidad que durará varios años, de ahí que surja la interrogante de si regalar una mascota en Navidad, es una buena idea.

Se trata de una decisión importante que no debe tomarse a la ligera, pues la persona que reciba el regalo (la mascota) deberá hacerse cargo y cuidar a otro ser vivo que dependerá de su cuidador hasta el último de sus días.

En entrevista para yosoitú, Gabriela García Borja, etóloga, señaló que las mascotas no deberían regalarse a niños pequeños porque no son mentalmente autosuficientes, ni responsables, y creen que son un juguete.

En un principio todo es emoción por la llegada del cachorro a casa, pero conforme pasan los días, y comienza a orinar y defecar en lugares inadecuados, a romper cosas o llorar, entre otras cosas, es cuando ya lo ven como un problema, y son muy pocos los que se responsabilizan, buscando ayuda

FOTO: FREEPIK

La decisión debe tomarse en familia

No se puede elegir una mascota como regalo si no estamos seguros que a quién se la vamos a regalar está preparada para recibirla, porque eso deja de ser un acto de amor. Hay que tener presente que tanto un perro como un gato pueden vivir hasta los 15 años de edad, por lo que se asume un compromiso de por vida.

Si has confirmado que la persona desea tener a su lado un animal y que además podrá cumplir con los cuidados necesarios, debe consultarlo también con todos los miembros de la familia, pues los niños siempre desean tener animales, siendo lo más recomendable que se les asignen tareas de acuerdo con su edad para que vayan aprendido como cuidar a la mascota. Al respecto apuntó la etóloga.

Cuando los papás ven al animalito, se les hace bonito, lo compran y lo llevan a casa creyendo que es un buen gesto. Sin embargo, hay un porcentaje bajo de las familias que toman la decisión en conjunto para tener una mascota

FOTO: FREEPIK

Puntos que debes tomar en cuenta antes de regalar una mascota

Debes considerar que la persona esté capacitada para criar esa especie y realmente la desee.

Si la mascota es para un niño, debes asegurarte de que los padres son conscientes de que, en realidad, serán ellos los responsables del bienestar animal.

Respetar la edad del cachorro (ya sea perro o gato) aunque no coincida con la Navidad (de preferencia que tenga 7 u 8 semanas de vida. Recuerda que separar a un cachorro antes de tiempo puede ser perjudicial para su proceso de socialización y para su desarrollo físico.

Si adoptamos en lugar de comprar, es un doble acto de amor y podemos hacer partícipe a la familia en el proceso de selección. Se pueden buscar en refugios, centros de adopción o con una familia que ya no pueda cuidarlo.

FOTO: YOUTUBE

Una sorpresa que termina en el abandono

Cuando termina el encanto del niño por el cachorro, por todo lo que hace, y lo que implica su cuidado, es cuando las mascotas terminan, si bien les va, en las azoteas, en los patios amarrados o en la calle.

“A veces son golpeados para que ‘entiendan’. Una mascota debe ser adquirida bajo conciencia del cuidado, tiempo y dinero que llevará tenerla, porque es una responsabilidad de mínima de 10 años”, comentó la especialista.

Si quieres que tu hijo tenga una mascota, no se lo des como un regalo de Navidad, tomen la decisión en familia, visiten a un veterinario para que les explique los cuidados que requiere, para que con el tiempo esto no se convierta en un problema entre la familia y el perro o el gato terminen abandonados.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Te Recomendamos