"Mi perro se llamaba Hatchi, tenía siete años, en agosto de este año empecé a notar cambios en su comportamiento estaba irritable, orinaba con más frecuencia, pero su orina era pegajosa, comía más que antes y tomaba agua con desesperación, me di a la tarea de investigar estos síntomas y vi que podía ser diabetes, de pronto, empecé a darme cuenta que chocaba con las cosas, sus ojos se veían blancos, lo llevé al veterinario, le hizo una prueba de sangre y resultó que tenía el azúcar muy alta y que ya tenía cataratas, se le empezó a inyectar insulina dos veces al día, pero el mal ya estaba hecho, mi perro tenía diabetes y solo vivió un mes más después de que se la diagnosticaron", relató Alexandra Serrano, dueña de Hatchi.

FOTO: CORTESÍA ALEXANDRA SERRANO

Al igual que los seres humanos, los animales de compañía pueden experimentar enfermedades no transmisibles que afectan significativamente su salud, como es el caso de la diabetes mellitus, un padecimiento metabólico que en perros y gatos se presenta a partir de los primeros cinco años de vida y que afecta a 5 de cada 1000 perros y a 3 de cada 100 gatos.

SI LA DIABETES NO SE DETECTA A TIEMPO, PUEDE SER MORTAL

En entrevista con YoSoitú, Alejandro Sánchez Pacheco, gerente técnico de la Unidad de Animales de Compañía MSD Animal México, señaló que la diabetes es un padecimiento que compartimos personas, perros y gatos, que suele ser silencioso, porque puede comenzar desde muchos meses atrás antes de que lo podamos detectar, de ahí la importancia que se haga de manera oportuna.

"Si la diabetes en perros y gatos no se detecta a tiempo se pueden ir deteriorando rápidamente, porque seguramente también este problema venía de tiempo atrás, qué es lo que hay que hacer para detectarlo algo similar a lo que ocurre en los humanos tomar muestras de sangre con un glucómetro de uso veterinario desde los 7 años de edad aproximadamente".

DEBES LLEVAR A TU PERRO Y GATO A SUS VISITAS CON EL VETERINARIO

El especialista recomienda llevar a los perros y gatos a sus visitas regulares con el médico veterinario por lo menos una vez al año y más en perros viejitos después de los 10 años, dos veces al año para que revise el nivel de azúcar en sangre.

"Esto será mi primera alerta para entonces poder solicitar una serie de exámenes que me digan este perro, este gato es diabético y vamos a tratarlo. Gracias a la medicina preventiva, los perros viven más tiempo, pueden llegar a esta edad de 10 años, que es cuando comienzan a presentar signos. Si llevas a tu mascota a su revisión anual le pueden hacer mediciones completas para ver cómo está, aunque no esté enfermo, porque con esto vamos a poder detectar de manera oportuna cierto tipo de enfermedades que son silenciosas en un inicio como la diabetes".

Y agregó que lamentablemente cada día hay más perros con obesidad, y la obesidad es un factor que se multiplica por cuatro para el riesgo de la diabetes.

"Tienen más posibilidad de tener diabetes los perros obesos y como tenemos entonces más perros mayores y perros obesos seguro tenemos más perros y gatos que tienen diabetes y sus tutores no lo saben".

El 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes. Se eligió esta fecha porque es el aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, concibieron la idea que los llevaría a descubrir la insulina en octubre de 1921.

La fecha fue introducida por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, ante el preocupante aumento en la incidencia de la diabetes alrededor del mundo. Desde entonces, ha aumentado su popularidad cada año.

¿ES MÁS COMÚN EN PERROS O EN GATOS?

Sánchez Pacheco señaló que es más común en perros, pero es casi la misma proporción.

"Estamos hablando que es una enfermedad que afecta a 5 de cada mil perros y a 3 de cada mil gatos; es decir, es muy cercano a este número, pero este número hay que tomarlo con pinzas, porque la diabetes en perros y gatos está subdiagnosticada, por esta misma razón de que no presentan signos, hasta después".

SÍNTOMAS DE DIABETES EN PERROS Y GATOS

Los principales síntomas son:

Incremento en cantidad y/o número de veces al orinar

Aumento en la ingesta de agua y de apetito

Aumento o pérdida repentina de peso

Sobre los síntomas, el gerente técnico de la Unidad de Animales de Compañía MSD Animal México, reveló que cuando estos se manifiestan es porque la diabetes ya tiene algún tiempo.

"Cuando la diabetes está muy avanzada las posibilidades de que el tratamiento sea exitoso son muy bajas, hay que tratarlo básicamente con insulina veterinaria, con alimentación especial y con un poco de ejercicio".

TRATAMIENTO DE LA DIABETES EN PERROS Y GATOS

El tratamiento para los perros y gatos con diabetes requiere:

Dieta equilibrada

Ejercicio diario

Tratamiento de insulina, la cual debe ser administrada por médicos veterinarios especializados

¿CUÁNTO PUEDE VIVIR UN PERRO O GATO CON DIABETES?

Si la diabetes es detectada a tiempo, un perro o un gato puede vivir los mismos años que uno que no la tiene, siempre y cuando tenga los cuidados necesarios.

"Lo que se tiene estimado es que si la diabetes en perros y gatos se detecta a tiempo, la expectativa de vida es la misma de uno que no tiene la enfermedad. Pueden llevar una vida completamente normal, y eso creo que es un mensaje super importante, los tutores tienen que ser muy rutinarios con sus mascotas; es decir, darle de comer dos veces al día a la misma hora, aplicarle insulina una o dos veces al día a la misma hora, dependiendo de la indicación del veterinario para cada paciente".

FOTO: PINTEREST

LOS TUTORES DE PERROS Y GATOS DIABÉTICOS  SE DEBEN COMPROMETER A CUIDARLOS

Para que un perro o gato diabético pueda vivir muchos años, sus tutores deben estar predispuestos a cambiar los malos hábitos alimenticios de sus mascotas, que le den el alimento indicado por su médico veterinario, dedicarle un poco de tiempo para jugar, para sacarlo a caminar, eso es muy importante que las familias se comprometan con el tratamiento, de esta manera la expectativa de vida será prácticamente igual a la de un perro o gato sano, pues de no seguir todas las indicaciones pueden llevarlo a la muerte, porque con la diabetes se les afectan muchos sistemas", finalizó Alejandro Sánchez Pacheco.

Ahora ya lo sabes, si a tu perro o gato le detectan a tiempo la diabetes y sigues los cuidados necesarios, puede llevar una vida normal y vivir los mismos años que uno que está sano.