Un perrito se hizo viral en redes sociales por esperar a su dueña afuera de un supermercado sin saber que ella murió.

Esta es la historia de Caramelo, un pastor ganadero australiano, que ahora es conocido como el Hachiko de Chihuahua, pues siempre está solo y afuera de un supermercado como esperando a su dueña.


ANDRÉS GARCÍA RECONOCE QUE SUS 30 AÑOS DE FIESTA LE PROVOCARON CIRROSIS

CONOCE LA HISTORIA DE CARAMELO, EL HACHIKO DE CHIHUAHUA

A través de una página de Facebook llamada Lady Multitask Chihuahua, una mujer llamada Karina Contreras contó que su mamá y Caramelo eran inseparables, el lomito siempre la acompañaba al supermercado y la esperaba en la salida, pero su mamá murió hace unos días, por lo que el perrito sigue yendo solo al mismo lugar con la esperanza de ver salir a su dueña.

“Todos los días quería salirse para ir a buscarla (…) Nunca se nos ocurrió buscarlo ahí”, expresó Karina sobre el por qué Caramelo estaba siempre afuera del supermercado. En su afán de encontrar a su dueña, el lomito se perdió y andaba vagando por las calles de Chihuahua.

Hasta que Martin, un hombre que lo vio por ahí decidió llevarlo a su casa para cuidarlo mientras encontraba a su familia, pues llevaba días con un cuadro de deshidratación y cansancio, gracias a que su historia se hizo viral en Facebook y en otras redes sociales pudo regresar con bien a su casa.

LA HISTORIA DE HACHIKO, EL PERRO FIEL

Hachiko era un Akita Inu que nació en 1923, fue un perro conocido por su infinita fidelidad y amor a su dueño. Su amo era profesor de universidad y lomito lo esperaba hasta que volvía en la estación del tren de Shibuya todos los días, incluso después de su muerte.

Día tras día Hachiko iba a la estación y esperaba durante horas a su dueño, buscando su rostro entre los miles de desconocidos que pasaban por ahí. Los días se convirtieron en meses y los meses en años, transcurriendo nueve largos años.

Los habitantes de Shibuya conocían a Hachiko y se encargaron durante todo ese tiempo de alimentarlo y cuidarlo mientras el perro esperaba en la puerta de la estación. Esa fidelidad por su amo le valió el apodo de “el perro fiel”.

Esta demostración de afecto y lealtad ha hecho que la historia de Hachiko se haya vuelto mundialmente famosa, e incluso se hayan filmado películas contando su historia. Además de que en 1934 erigieron una estatua en su honor enfrente de la estación, justo donde el perro esperaba a su dueño.

“LIGHTYEAR” YA TIENE FECHA DE ESTRENO EN DISNEY PLUS

(Lérida Cabello)