Un perrito chihuahua fue sorprendido subiendo las escaleras de una casa para ver a su novia.

Y es que cuando el amor es fuerte, no existe ningún impedimento para que dos enamorados se vean. Es el caso fue separado de su "amada", quien estaba en la azotea de la vivienda. Entre los dos perros existían varios metros de distancia y la única opción era subir por una escalera improvisada.

Escalón por escalón, pasito a pasito, suave, suavecito, el perrito logró subir. Desde arriba, su amada al ver de quién se trataba, comenzó a ladrar y mover la cola.


Tal vez la novia no aplicó la de Rapunzel pero el pequeño chihuahua hizo su mayor esfuerzo para pasar un día con su perrita enamorada.

El romántico momento se viralizó en Facebook donde suma más de cinco millones de reproducciones.

aemz