La serie "Santa Evita" producida por la actriz mexicana Salma Hayek y Pepe Tamez (ambos de la productora Ventanarosa) se estrenó el pasado 26 de julio en la plataforma streaming de Star+ Latinoamérica y en Hulu en Estados Unidos.

El "thriller" que narra el misterio sobre el cuerpo embalsamado de la primera dama de Argentina Eva Perón (desaparecido por casi 20 años), quien fue la segunda esposa del presidente general Juan Domingo Perón (1946-1955 y 1973-1974), es dirigida por Rodrigo García (hijo de Gabriel García Márquez) y Alejandro Maci, quien también es director y productor artístico.

La actriz uruguaya Natalia Oreiro interpreta a Eva Perón en la serie realizada y coproducida por Non Stop.


Salma Hayek comentó en la cuenta de Instagram de Star+ que “como miles de personas alrededor de todo el mundo conocía algo sobre la vida de Eva Perón, pero no sabía nada de lo que pasó con su cuerpo después de su muerte”.

“Si tuviera que elegir tres palabras para describir a ‘Santa Evita’ diría que es: inesperada, audaz y memorable”, dijo la actriz y también productora ejecutiva de la serie.

Rodrigo García (hijo de Gabriel García Márquez), director del "thriller", señaló que cuando Salma Hayek y Pepe Tamez le comentaron del proyecto no tuvieron que convencerlo demasiado.

“Cuando me llamaron y me dijeron que estaban involucrados con una adaptación en Argentina del libro ‘Santa Evita’ de Tomas Eloy Martínez, no tuvieron que convencerme demasiado”, detalló.

“Desde un principio pensé que era una idea extraordinaria”, aseguró Rodrigo García.

“El misterio de un cuerpo que aparece, desaparece, se hacen dobles…”, indicó.

El también director y productor artístico Alejandro Maci expresó que “Tomas Eloy Martinez toma esta historia, se adueña de ella y crea una gran ficción”, que ahora se adapta la televisión.

"Santa Evita" está centrada en la muerte de Eva Perón (el 26 de julio de 1952) -una de las figuras femeninas más icónicas de América Latina- cuyo cuerpo embalsamado fue robado en 1955 por los militares que derrocaron a Juan Domingo Perón.

Y, tras una macabra travesía, fue ocultado durante 16 años para evitar que fuera venerado. No fue hasta 1971 que fue devuelto al viudo durante su largo exilio en Madrid y desde hace 46 años descansa en el cementerio de La Recoleta de Buenos Aires.