Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Yuri bioserie: ¿alcanzará presupuesto para los actores que interpreten a sus ex?

¿Será que Yuri contará la verdadera historia de su vida en la bioserie que está preparando?

Ernesto Hernández VillegasFebrero 25, 2022 
Tiempo de lectura: 15 mins.

Lo + leído

¿Será cierto?

¿Será que Yuri contará la verdadera historia de su vida en la bioserie que está preparando? ¡Honestamente no lo creo! Pues de ser así tendrá que reivindicarse con muchas personas, por las que ha pasado por encima, pregonando su bondad y su cristianismo. Y no es que me lo hayan dicho, fui testigo de muchas.

A Yuri la conocí en su apogeo como cantante, gozaba de gran prestigio y popularidad,  tema o disco que salía al mercado era un verdadero éxito. Su casa discográfica la consentía siempre y ella, como lo ha dicho en voz propia, se divertía a lo grande con lo que le dieran o con quien se le pusieras enfrente.

El guión de la primera parte de su vida, ya está escrito. A mediados de los 90 el periodista Rubén Aviña, cuenta en su libro de editorial Grijalbo “Yuridia detrás de Yuri”, lo que vivió la cantante desde su infancia hasta esos días. Tuve la oportunidad de hacer el prólogo de esta publicación gracias a mi trabajo periodístico y a mi amistad con el autor. Hoy también es una buena referencia para que en la serie aparezcan todos sus ex.

Yuri nació en el seno de una familia disfuncional. El fuerte carácter de su madre, mismo que ella heredó, llevó a la familia a tener muchos problemas pues a pesar de que su padre trataba de imponerse, Doña Dulce se salía con la suya.

En realidad Yuri no tuvo una buena relación con sus hermanos. Con Carlos, el mayor, de niños eran inseparables pero ya de adultos tenían constantes problemas. Carlos era médico y quiso convertirse en cantante lo que al parecer no era del agrado total de su hermana y menos por que trataba de darle órdenes y la maltrataba, cuando ella lo mantenía. Carlos murió en un fatal accidente, atropellado por un Metrobus y para entonces ya no existía relación alguna con su hermana, que nada conmovida apareció para dar declaraciones del accidente y despedir a su hermano.

La misma Yuri cuenta que no quería a su hermana menor Yamili, pues cuando nació se sintió desplazada, ya de adulta la acogió como una de sus coristas pero la relación nunca fue buena. La realidad es que para Doña Dulce, su mamá, solo existía Yuri y el deseo de convertirla en estrella, un deseo propio que cristalizó en su hija. Doña Tute, como la llamaba Yuri, se volcó en su hija la artista, haciendo a un lado a su esposo y a sus hijos que siempre guardaron resentimiento a su madre y hermana.

Yuri logró darse a conocer en Veracruz, donde nació, pero su talento era mayor y el deseo de su madre por convertirla en una verdadera estrella las trajo hasta la Ciudad de México como ocurre en muchas historias. A Doña Dulce QEPD, a quien tuve la suerte de conocer y descubrir que era una buena persona, le valió marido e hijos, agarró a su hija y se la trajo para la ciudad.

Su primer intento en el Festival OTI 1979 fue fallido, primero por que no tenía las tablas para pisar un escenario de ese tamaño y luego por que el tema con el que participó llamado “Siempre hay un mañana” era según decían, un plagio del tema Mc Arthur Park que interpretaba Donna Summer.

La pasaban mal y picaron piedra en muchas partes. Se quedaban sin comer y dormían en un hotelucho. Trabajó con Cepillín y también con Chabelo, hasta que por fin pudo grabar un disco en España y con sus primeros temas “Tu iluminas mi vida” y “Esperanzas” logró el reconocimiento del público.

Ya adolescente y en España iniciaron los romances así como la larga lista de novios y pretendientes. El primero de ellos fue el cantante Pedro Marín, aunque siempre muy bien vigilada por la famosa “Mamá Gallo” como apodaron a Doña Dulce.

Luego vino un romance con Oscar Athié y ya cuando estaba bien enamorada de él, que aparece Ericka Buenfil para reclamarle y decirle que Athié era su novio y que lo mejor sería que no se le acercara porque iba a tener problemas.

Más triunfos musicales, el disco de “Esperanzas” vendió mas de 150 mil copias, lo que era un exitazo -actualmente ya no se venden ni cinco mil-. Nuevamente el OTI con “Deja” de José María Napoleón y algunas novelas en donde conoció a Abraham Méndez, el hermano de Lucía y también se enamoró. Los romances duraban poco porque siempre estaba vigilada.

Chayanne, como lo refiere Aviña, la flechó desde el primer momento que lo conoció, eso impidió que atendiera las insinuaciones de Fernando Iriarte, pero el destino se encargó de volverlos a juntar y llevarlos al altar.

Lo de Chayanne no duró y luego vino Gabriel, de Los Chamos. Entre las giras del famoso grupo y los pretextos de su madre casi no podían verse y el asunto se enfrió. Pero Yuri no tardó en poner su atención en un galán de telenovelas: Eduardo Yáñez.

El romance de Yuri con Yáñez iba viento en popa, cosa que no le gustaba a su familia por que les estaba quitando la minita de oro. Tanto que en una ocasión Doña Dulce amenazó con una pistola a Eduardo, advirtiéndole que no volviera a molestar a su hija. Él se enamoró también y había noches, pasado de copas, que la iba a buscar y a gritarle afuera de su casa.

Después de lo de Yáñez, y obsesionada con el amor, Yuri se reencontró con Fernando Iriarte y ahí empezó un idílico romance. Yuri asegura que a pesar de todos los novios que tuvo hasta entonces, Iriarte fue el primero hombre en su vida.

Lo malo es que encaprichada o enamorada, Yuri se aferró a él, por amor o por querer deshacerse de su familia. A Iriarte lo acusaron de narcotraficante, de andar en lugares de mala reputación y en varias ocasiones recibió amenazas de la madre de Yuri que con pistola en mano le pedía que se alejara de su hija. Doña Dulce era tremenda y haría cualquier cosa por que su hija se convirtiera en una solterona.

Pero el colmo fue una ocasión en que la cantante llegó a su casa, después de salir con Iriarte, dónde ya la esperaban sus padres y su hermano Carlos quien la acusó de andar en malos pasos y hasta de prostituta, le dio una cachetada que la mando al suelo le puso el ojo morado, luego ahí tirada, su mamá la agarró a patadas.

Días después Yuri cantaba con Luis Miguel en los premios TV y Novelas. Esa noche tenía el plan de escapar y como capítulo de telenovela de viernes, lo hizo. Se maquilló el ojo morado y mientras cantaba con Luis Miguel lloraba, mientras “El Sol” no sabía qué hacer. Terminó de cantar y escoltada en todo momento por su hermana Yamili, se encontró a un periodista y mientras la hermana se fue al baño, emprendió la graciosa huida, dejándole un recado a la hermana escrito en una servilleta de papel.

Afuera ya la esperaba Iriarte con una abogada y cinco agentes, Yuri se fue a casa de su novio y ahí Maxine Woodside, mamá de Fernando, la acogió y le dio su apoyo. Para el día siguiente ya habían preparado una conferencia de prensa donde Yuri anunciaría que dejaba su casa y a su mamá como manager. Lo que nadie se esperó es que durante la conferencia apareció su mamá y el escándalo fue enorme. Se dijeron de todo, la mamá acuso a Iriarte de narcotraficante y aseguraba que Fernando no era un buen hombre para su hija, quizá el tiempo le dio la razón.

Ese mismo día se casaron por el civil y Fernando Iriarte se convirtió en su manager. Sin negarlo vinieron los mejores años en la carrera de Yuri como artista, se le veía más segura, mas refinada y con mejores gustos para sus espectáculos.

Yuri de una religión a otra, dejó de ser Protestante para convertirse al Catolisismo, hasta se bautizó, Luis Miguel estuvo presente en esa boda y al terminar la ceremonia se le acercó y le preguntó: ¿Estas segura de lo que acabas de hacer?. Pronto se reconcilió con su mamá y vinieron más éxitos. De 1988 a 1990 duró el matrimonio y se dijo que ella tenía otro romance, noticia que difundió  El Mundo del Espectáculo, el programa líder en ese entonces de Pati Chapoy. Entre los rumores también dijeron que Yuri se encontró en el jacuzzi a su entonces esposo con otro hombre.

En la lista de novios de Yuri también debe aparecer Luis Miguel, ya se conocían de coincidir en varios eventos y luego del divorcio vinieron varios encuentros muy cercanos que hasta llegaron a asegurar que el tema de “la Incondicional”, estaba dedicado a la famosa Güera.

Yuri posó para Playboy en dos ocasiones, algo que nunca se va a perdonar, y en este tiempo de desenfreno se le adjudicaron romances con un bailarín que tenía, Rogelio, aunque ella lo negó “esas pulgas no brincan en mi petate”. Después tuvo tropiezos con Sergio Mayer, a quien conoció por grupo Garibaldi, idilio que duró poco por que él andaba también con su compañera Luisa Fernanda.

Y a la lista se suma Alejandro Ibarra, también novio de Silvia Campos en ese momento. Mijares y el Rey Pelé que según ella, el futbolista quedó prendado de su belleza. Luego se le descubrió muy romántica con Roberto Roffiel, su pianista, casado y con tres hijas que en algún momento prometió dejar a su familia por ella.

En su constante búsqueda por encontrar la paz interior buscó a Dios, pero en su camino se cruzaron Juan Soler, Guillermo García Cantú y Fernando Colunga. Siendo Cantú el que más se acercó a una relación formal.

Para 1995 en el Festival de Viña Del Mar en Chile, conoció a Rodrigo Espinoza, que formaba parte de un grupo musical. Con Rodrigo las cosas iban en serio, ya muy apegada a la religión y dejando de ser católica, volviendo a se Cristiana, aseguró encontrarse con Dios y decidió anunciar su retiro.

Antes de que esto sucediera, trató de convertir a todo el que se le cruzara en el camino. Yo fui uno de ellos, me invitó a su casa del Desierto de los Leones, para que conociera a Rodrigo. Llegué esa noche a una reunión con varias personas y después de una larga plática, empezaron a leer la Biblia. De pronto Rodrigo agradeció a Dios que yo estuviera ahí y me encomendó con él, pensé que eran mis últimos días.

Luego de esta reunión Yuri me aseguró que se casarían y que yo sería el único periodista invitado a esa boda, lo cual agradecí. Se iba acercando el tiempo de la fecha de la boda y nunca recibí noticias. Entonces hablé con su representante de prensa, Ella Laboriel, que un día antes de la boda me dijo que esta se suspendería luego aseguró que harían algo muy pequeño porque horas antes de la ceremonia calló una tormenta que tiró la carpa que habían montado. Sí, fue un zafarrancho, a Yuri y a Rodrigo los persiguieron por todas partes y la boda se llevó a cabo en medio de un caos.

Lo último que supe de ella, fueron mensajes de beeper, donde le pedía a Dios que me perdonara por lo que le había hecho. A partir de entonces ella se consagraría a su esposo y dejaría su carrera artística.

En 1995 dejó de aparecer en público y pasaron siete años para que por vocación y mucha necesidad económica, decidiera volver a cantar y pisar nuevamente los escenarios. Lo malo es que entonces nadie la quería contratar y mucho menos apoyarla.

Yuri se reencontró con Héctor Almada, manager de Mijares, le rogó para que la ayudara jurándole que estaría con él para siempre, que le firmaría lo que fuera. Almada, siempre ha sido un buen tipo y decidió ayudarla. Hicieron un pacto y le firmó un contrato de por vida, el cual Yuri no cumplió una vez que se sintió nuevamente segura. Cuando una gran empresa de espectáculos la buscó se fue sin decir nada, Héctor Almada decidió no usar ese contrato firmado, pero está seguro de que en algún momento se volverán a cruzar sus caminos.

El manager me buscó para que lo apoyara, Héctor sabía de mi cariño y respeto por La Güera y le acepté una nada para ayudarla. Organicé conferencia de prensa, entrevistas en radio y televisión y una presentación en Premier para que diera su nuevo espectáculo. Almada la apoyó en todo y pagó todo, ella no tenía ni un quinto. Pati Chapoy también le extendió la mano, no tenía un lugar para su conferencia de prensa y de su bolsa pagó la locación y todo lo que necesitaba para hacerla. Eso si, no pondría un pie en TV Azteca pues temía el veto de Televisa. Cuando yo dejé de servirle, me dio “las gracias”. Pensaba que por estar ya en una compañía trasnacional tendría más apoyo, lo cierto es que nadie la apoyaría más que yo, que había estado con ella en las malas.

Mijares fue sin duda otro de sus grandes soportes para su regreso a los escenarios, la invitaba a cantar en sus conciertos pues el “Soldado del Amor” siempre ha estado vigente

La única advertencia de Yuri es que no usaría ni un escote más, nada de enseñar pierna y muchos menos cantaría temas que hablaran de adulterio y triángulos amorosos, que tenía varios en su repertorio.

Todo el mundo la cuestionaba sobre si algún día quería convertirse en mamá. Ella aseguraba que lo deseaba pero que inconscientemente su temor por desfigurar su cuerpo  lo impedía. Lo cierto es que no podía ser mamá y tiempo después lo reveló. Lo de la adopción de Camila llegó de manera fortuita, aunque en algún momento se arrepintió de hacerlo.

Durante mucho tiempo Yuri ha sido un icono de la comunidad LGBTTIQA+, sin embargo ha hecho diversas declaraciones que no han gustado a la comunidad, por lo que la acusaron de homofóbica. La cantante se ha defendido asegurando que con ella trabajan muchos gays, aunque no eso no lo es todo para que la exoneraran.

El talento de Yuri es innegable, subió como la espuma y definitivamente es uno de los personajes más grandes de la música de este país. Sus presentaciones son muy buenas, por que en todo momento hace alarde de la tecnología, aunque abusa de la chaquira y la lentejuela pudiendo lucir más solo con su gran voz y honestidad.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

Más Sobre VER, OÍR Y NO CALLAR