Bad Bunny se mantiene en el ojo de fans, medios y celebridades tras el comportamiento que tuvo con una de sus fans en República Dominicana, donde lanzó su celular al mar, luego de que intentara tomarse una selfie.

A través de sus redes sociales, Vicente Fernández Jr. le expresó su inconformidad y le avisó que lo dejaría de seguir, pues su comportamiento no estaba relacionado con los valores que le dejó su padre, "Don Chente".

En una publicación del cantante, Vicente Fernández Jr le dejó claro su descontento a Bad Bunny. "Yo sí te seguía, pero te dejo de seguir", inició el mensaje el famoso.

Y es que dejó claro que su papá Vicente Fernández le había dejado claro que al público se le debe amar, pues gracias a ellos, es su fama: "Mi padre fue claro ejemplo de cómo amar a su público, nos debemos a ellos, nuestro público, bye".

Como era de esperarse, el comentario de inmediato arrasó con reacciones. Algunos aseguraron que el hermano de "El Potrillo" sólo buscaba fama, mientras que otros apuntaron que la fama de don "Chente" y Bad Bunny era similar.

El pasado 2 de enero, se volvió tendencia un video en el que se puede apreciar a Bad Bunny caminando en las calles de República Dominicana rodeado de una multitud de sus seguidores. Sin embargo, la controversia ocurrió cuando una fanática del puertorriqueño se acercó a él para tomarse una selfie.

De manera calmada y serio, Bad Bunny arrebató el celular de la fan y lo lanzó hacia el mar. Inmediatamente el cúmulo a su alrededor guardó silencio y el "Conejo Malo" se alejó.

¿INVASIVO?

Poco después de que video comenzará a viralizarse en redes sociales, Benito Antonio Martínez Ocasio se pronunció al respecto en su cuenta oficial de Twitter.

El cantante aseguró en un mensaje que él siempre tratará con respeto a las personas que lo busquen o se le acerquen.

"La persona que se acerque a mí a saludarme, a decirme algo, o solo conocerme, siempre recibirá mi atención y respeto", explicó el puertorriqueño en redes sociales y aseguró que considera invasivo que solamente le pongan un celular en el rostro.