Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Vamos a la Lagunilla

Revivir la tradición y costumbre de uno de los barrios más antiguos y emblemáticos de la ciudad de México es la apuesta del productor Alejandro Gou

Ernesto Hernández VillegasAgosto 10, 2022 
Tiempo de lectura: 8 mins.
Violeta Isfael y Ariel Miramontes participan en la obra Lagunilla Mi Barrio (FOTOS: CORTESÍA GOU PRODUCCIONES)

Lo + leído

Revivir la tradición y costumbre de uno de los barrios más antiguos y emblemáticos de la ciudad de México es la apuesta que Alejandro Gou tiene para teatro este 2022 con el montaje de “Lagunilla mi Barrio”, que además de ser una película icónica de la década de los 80´s, es un retrato fiel de esta gran y hermosa ciudad en que vivimos.

El que se precia de ser un buen “chilango”, sabe donde se ubica el barrio de la Lagunilla y que no hay coleccionista de antigüedades que no se de su vuelta por ahí para buscar desde salas y comedores antiguos, recámaras, hasta relojes, armarios, espejos, candiles, lámparas, fonógrafos, copas de cristal cortado, discos y lo que ni usted ni yo, podemos imaginar.

Saber que la producción es de Alejandro Gou, es una garantía de gran calidad y que nadie debe perderse esta puesta en escena que se estrenará en el Centro Cultural de avenida Cuauhtémoc a inicios del mes de septiembre, por una no muy larga temporada, ya que vienen nuevos proyectos que Producciones Gou está preparando.

Hablando con conocimiento de causa, sabemos de la calidad que pone Gou en sus producciones. Comprobado está en recientes trabajos como “Jesucristo Superestrella”, “El Tenorio Cómico” y “José El Soñador” con un gran montaje que lució presupuesto y tecnología.

BISOGNO PIEZA ESENCIAL DEL PROYECTO

Es Daniel Bisogno quien me contó como fue que decidieron dar vida a este proyecto…

-Fíjate que Ariel Miramontes tenía una inquietud desde hace mucho tiempo. Así que junto con Alejandro Gou lo desarrollaron. Y es que Ariel quería hacer una obra que tuviera mucho que ver con nuestras tradiciones mexicanas como su personaje de Albertano, el chavo del barrio, el consentido de la mamá;  entonces empezaron a ver las posibles historias y surgió la idea de hacer “Lagunilla mi Barrio” que la hicieran en su momento en cine: Héctor Suárez, Lucha Villa y Manolo Fábregas. Es una adaptación entre la película y el libro, así que quien ya vio la película va a encontrar y descubrir cosas nuevas muy agradables. Estoy seguro de que mi público querido se va a divertir mucho.

Bisogno agrega que: “sí hay cosas similares con la película, pero hay otro tipo de  personajes que en la película no salen y al revés. Se van a encontrar con una historia muy mexicana, de muchas tradiciones con toques totalmente distintos. Por ejemplo el personaje que interpreta Laura León “La Tesorito” no existe en la película, pero le da unos toques muy especiales con los que se la van a pasar muy bien.

La esencia de la obra de teatro es fantástica, porque veremos cuáles son nuestras costumbres, lo que le gusta a nuestro pueblo, la gente el barrio mismo que todos llevamos dentro queramos o no”.

Lagunilla mi Barrio” contará también con un equipo de bailarines, orquesta en vivo, que va a sonar en el bar Kumbala.

-El teatro estará ambientado con mesas y sillas como era el Kumbala. Nos van a transportar al México de antaño con su música, su maneras de vestir, de peinarse, de andar por el barrio. Por supuesto no puede faltar el albur, que es el pan nuestro de cada día de los mexicanos y que verdaderamente es todo un arte dominarlo, tener ese doble sentido y evidentemente entenderlo para disfrutarlo. Los Mascabrothers ya están listos para sus mejores albures.

BRONCAS, ENOJOS, CHISTES Y CONFUSIONES

¿Y cómo van los ensayos?

-Los ensayos ya saben ustedes que mientras uno se enoja, otros se pelean, se ha puesto tensa la situación y luego se relajan, pues casi todo el elenco llevamos muchos años trabajando juntos. Poro les cuento que le tocó a una nueva la “bienvenida” involuntaria pero le tocó y yo sin querer fui el artífice de esta. Resulta que luego del enlace que tuvimos en Ventaneando con Laura León yo ya la traía en mente, acordándome de su vida. Porque no lo saben ustedes, pero Laura y Lucía Méndez eran amigas de la Colonia Álamos, es más La Tesorito era presidenta del Club de Fans de Lucía Méndez. Llego al ensayo y había una escena con El Macaco, donde digo “aquí nada ha cambiado, mira nada más como sigues tu pinche Laura Bozzo y cuando salgo le digo mira nada más como sigues tu pinche Laura León y estaba la Tesoro ahí sentada, se le regresó tantito la restirada de la cara, pero ya saben que es muy agradable y simpática mi Laurita y me dijo no te preocupes Tesoro, déjalo así, está muy simpático. Fue el “mayonesazo” de Lagunilla mi Barrio.

El elenco es atractivo por Maribel Guardia, Laura León y Alma Cero, Violeta Isfel, Lizardo y por supuesto muy pero muy divertido por Los Mascabrothers, El Macaco, Bisogno, Ariel Miramontes que solo ellos para divertir.

-El Macaco está muy simpático, por que hace a una prostituta vieja que tiene una tienda de tangas ahí en la Lagunilla, le dicen la Britney. Alma Cero está gloriosa yo creo que ella se va a llevar la obra. Estamos en ensayos constantes todo el día, luego todos juntos corremos el acto y estrenamos los primeros días de septiembre.

¿DE QUÉ TRATA “LAGUNILLA MI BARRIO”?

Lagunilla mi Barrio” es una película que se filmó en 1980 y tenía como protagonistas a Manolo Fábregas y Lucha Villa bajo la dirección de Raúl Araiza. Destacaron personajes como “El Tirantes”, interpretado por Héctor Suarez, y Leticia Perdigón que era la dama atractiva y joven por la que morían todos los caballeros del barrio.

En esta producción se resalta un folclor muy específico de esta zona de la Ciudad de México, el lenguaje utilizado y las costumbres de sus habitantes. Tal fue su éxito que se hicieron segunda y tercera parte y ya es considerada una película de culto en nuestro país.

Lagunilla mi Barrio” fue una de las cintas más destacadas de esta época en la que predominaba el llamado cine de ficheras. Se cuenta la historia de Don Abel un anticuario ya entrado en años que tiene que llegar a vivir al barrio de la Lagunilla, que es característico por que ahí se venden antigüedades. Abel conoce a doña Lancha dueña de una tortería y pronto se enamoran. El buen hombre empieza a encontrar amigos que lo ayudan a establecer su negocio de antigüedades.

Doña Lancha es mamá de Rita, una hermosa jovencita que es cortejada por El Tirantes,  que vende ropa en el mercado. A este romance se opone Doña Lancha pues considera que es un mal partido porque es un vividor y cree que sólo quiere quedarse con la virginidad de su hija.

Maribel Guardia es la encargada de dar vida a Doña Lancha y seguramente con este personaje se van a identificar muchas madres mexicanas de una mujer: “es una señora que vende tortas en la Lagunilla, una madre extraordinaria, una mujer de esas entronas, luchonas, con temperamento, con carácter, trabajadora, apasionada, intensa por eso muchas mujeres se verán reflejadas en ella”.

Junto con Alejandro Gou, también son socios Ariel Miramontes, adaptador de la nueva historia y Claudio Carrera dueño de los derechos de Lagunilla. La adaptación -señala Miramontes- será del gusto del público sobre todo por la forma en que se va a presentar, es un híbrido entre una revista y una comedia musical de alto pedorraje, vamos a reproducir una Lagunilla con Pantaletería,  Tortería y un Taller”.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

Más Sobre VER, OÍR Y NO CALLAR