El director de cine, Roman Polanski se enfrenta a un juicio por difamación en París por una denuncia de la actriz Charlotte Lewis contra declaraciones donde el cineasta ponía en duda la veracidad de los abusos sexuales de que lo acusa.

De acuerdo con la agencia AFP, Lewis había actuado en la película Piratas dirigida por Polanski en 1986.

En 2010, afirmó en haber sido "abusada sexualmente" por el cineasta en su apartamento de París a principios de la década de 1980, cuando tenía 16 años.

La denuncia por difamación se refiere a una larga entrevista de Polanski con la revista Paris Match publicada en 2019.

En ella, el director tacha a la actriz de "mentirosa" y "fabuladora" apoyándose en citas atribuidas a ella en una entrevista que data de 1999 con el tabloide británico News of the World, donde la actriz supuestamente expresaba deseo por él.

Tras la denuncia de Lewis por difamación, una decisión judicial del 30 de agosto envía ante el tribunal correccional de París, a Polanski, de 89 años, nunca antes juzgado en Francia por un expediente relativo a esas acusaciones de abusos sexuales, sin fijar por el momento la fecha de la audiencia.

Los abogados de Polanski, Hervé Temime y Delphine Meillet, no quisieron comentar la acusación y "reservar sus explicaciones para el tribunal".

El director franco-polaco fue arrestado en 1977 por haber drogado, dado alcohol y violado a Samantha Gailey.