Existen pocos matrimonios en Hollywood que superan las barreras del tiempo, es por eso que la unión de Sylvester Stallone y Jennifer Flavin destacaba en la industria. Con 25 años de casados y tres hijas juntos, parecía que el actor y la modelo habían logrado superar las desavenencias tan características de las parejas famosas, pero esto ha terminado, pues se ha reportado que Jennifer ha solicitado formalmente el divorcio al protagonista de Rocky, de 76 años.

Los rumores de una posible separación surgieron cuando se supo que Stallone había cubierto el tatuaje del rostro de su mujer que llevaba en el brazo con una imagen de su perro. Como suele suceder en estos casos, las especulaciones tenían algo de verdad y lo que se sospechaba a través de una de las publicaciones de Instagram de Jennifer, ha sido confirmado con los papeles de la corte del Condado de Palm Beach, Florida.

Según el Dailymail, que publicó aquellas primeras imágenes relacionadas con los rumores de separación, los documentos de la corte apuntan a que en la solicitud de Jennifer se lee que el actor: "se ha involucrado en la disipación intencional, agotamiento y/o desperdicio de bienes materiales lo que ha tenido un impacto económico adverso en el patrimonio marital. Además, el esposo debería ser restringido de vender, transferir, asignar, gravar o disipar cualquier bien durante la tramitación del procedimiento".

A pesar de estos señalamientos que se han hecho públicos a través de los documentos registrados para la solicitud de divorcio, el actor ha emitido un breve comunicado a People, que lee: "Amo a mi familia. Somos amistosos y manejaremos de forma privada estos asuntos personales".

Los rumores de una separación comenzaron cuando el tabloide británico publicó fotografías de Sylvester tapando el tatuaje que tenía en honor a su esposa, en su momento, el publicista del actor dijo que se trataba solamente de una necesidad ante una corrección mal hecha del tatuaje. Esto se sumaba a la publicación que Jennifer hizo en su cuenta de Instagram, posando con sus tres hijas, escribía: "Estas chicas son mi prioridad. Nada más importa. Nosotras 4 para siempre". Ante este mensaje, las tres chicas respondieron apoyando a su madre en el post.

Éste era es el tercer matrimonio del actor, que comenzó a salir con Jennifer en 1988, tras su divorcio de Brigitte Nielsen -su primera esposa fue Sasha Czack, con quien tuvo dos hijos-. Jennifer y Stallone se conocieron en un restaurante en Beverly Hills, cuando la modelo tenía 20 años, y él acababa de estrenar Rambo III.

Aunque la relación tuvo una ruptura en sus inicios y Sylvester se vinculó con Janice Dickinson y se llegó a comprometer con Angie Everhart, retomaría su romance y diez años después de su primer encuentro, llegaron al altar en Londres. Aunque en su momento, nadie apostaba mucho al matrimonio, sorprenderían a propios extraños con una sólida relación que duraría más de dos décadas.


La ruptura después del amor

Apenas hace tres meses, la pareja celebraba 25 años de matrimonio y ambos se dedicaban románticos mensajes a través de las redes sociales. El actor escribió entonces junto a una fotografía con su mujer: "Feliz 25 aniversario a mi maravillosa esposa. No hay suficientes palabras para describir lo que esta desinteresada, dedicada y paciente mujer ha significado en nuestras vidas, ¡y solo puedo pedir otros 25! ¡Gracias, cariño!".

Por su parte, Jennifer había escrito: "¡Feliz 25 aniversario de bodas para nosotros! ¡Gracias por siempre mantenerme riendo, amando y protegiendo a nuestra hermosa familia! ¡No puedo esperar a pasar el resto de nuestras vidas juntos!", a diferencia de Sylvester, ella ha eliminado ya este mensaje de sus redes sociales.