Olivia Newton-John murió este lunes 8 de agosto a los 73 años, a causa de cáncer de mama, enfermedad con la que tuvo que luchar durante casi 30 años.

La actriz australiana fue una de las actrices más populares a finales de la década de los 70, gracias a su papel de Sandy el musical “Vaselina”, en el que compartió créditos con John Travolta, quien no solo fue su compañero de trabajo, también era uno de sus amigos cercanos.

OLIVIA NEWTON-JOHN MUERE A LOS 73 AÑOS

La noticia fue dada a conocer a través de las redes sociales de la actriz.

“Olivia falleció pacíficamente en su rancho en el sur de California esta mañana, rodeada de familiares y amigos”, señala la publicación.

En 1992, Olivia anunció que le habían diagnosticado cáncer de mama, a los 44 años. Desde entonces tuvo que pasar por distintos tratamientos para luchar contra la enfermedad, y 27 años después del primer diagnóstico, anunció que el cáncer le había regresado por tercera ocasión, motivo por el cual estaba en terapia por un tumor en la parte inferior de la columna.

Sobre la enfermedad contra la que luchó por 30 años, Newton-John se dijo muy afortunada de haber atravesado esta situación tres veces.

“Me considero muy afortunada de haber atravesado esta situación tres veces y seguir aquí, todos sabemos que moriremos algún día, pero no sabemos en qué momento”, declaró la actriz en una entrevista que concedió al programa 60 Minutos.

VIVÍA LA VIDA AL MÁXIMO

En aquel entonces, Olivia declaró que la enfermedad había llegado a la fase cuatro, y que la metástasis se había propagado a otras partes del cuerpo, por lo que se sometió a diversos tratamientos y quimioterapias, incluso, usaba aceite de cannabis para ayudar a controlar su dolor.

“Realmente creo que el cannabis ha marcado una gran diferencia. Si no tomo las gotas, puedo sentir el dolor, así que sé que está funcionando”.

Por lo anterior, la actriz se dedicó a vivir cada momento de su vida como si fuera el último.

“Si alguien te dice que te quedan seis meses de vida, es muy posible que sea así porque te mentalizas. Así que, para mí, psicológicamente hablando, es mejor no tener idea alguna sobre el tiempo que me queda o expectativas de ninguna clase. Prefiero no pensar en ello y vivir el máximo posible”.

A pesar de su enfermedad, siempre estuvo activa y realizaba obras benéficas a favor de otros pacientes con cáncer del Centro de Investigación y Bienestar del Cáncer Olivia Newton-John.