Niurka Marcos calificó de “parásitos” y “huevones” a sus tres hijos Kiko, Romina y Emilio Osorio, por no contribuir en los gastos de la casa.

En un audio que filtraron en medios de comunicación se escucha a la actriz y vedette cubana cuando se queja de que sus hijos, ya con trabajo y buena remuneración económica, no cooperaban con los gastos del hogar.

La ex pareja de Juan Osorio, además de llamarlos “huevones”, “parásitos” y “mantenidos”, detalló que al comenzar a pedirles dinero para los gastos de la casa “comenzó la rebeldía”.

"Dejé de consentir y podría decir egoístamente de comprar, porque uno no se da cuenta, pero con tal de que todo el mundo esté feliz: 'toma y vete de compras'”, dijo Niurka.

“Yo cometí los aciertos de ponerle a mi hijo, Kiko, el mayor, cuando terminó la universidad, que no agarró ninguna de las carreras que le estaban ofreciendo en la Ibero (que te garantiza un trabajo); entonces yo lo ayudé dos años", señaló.

Contó que en varias ocasiones lo ayudó con negocios, pero aun así no aprovechó la oportunidad y se fue a Europa.

"Le puse dos farmacias, dos, una por no sé dónde que encontró un lugar dentro de una plaza, pasó todo un año, y no le gustó porque dijo que no se desenvolvió, le dije que esperara que los negocios tienen que tener su target”, precisó.

Incluso, indicó Niurka, “Mi hermano Tomás le consiguió un local aquí en el pueblo, en el mero pueblo donde estaba la raza, donde pasa un chingo de gente, se le pagó un local ahí y es un lujo porque es un gentío; bueno, pues, cerró la farmacia y se fue a Europa y todo ese dinero se fue al caño", se escucha decir a la famosa.

Insistió en que la rebeldía de sus hijos inició cuando comenzó a pedirles dinero para los gastos del hogar.

"Un día estábamos hablando, este año yo he tenido trabajo sólo para sacar para mis necesidades y no me dio para más, pero ciertamente ahí llegó la rebeldía, cuando empecé a decirles a los tres: ya hay que aportar para la casa, ya están trabajando”, les planteó.

“Emilio que es el más chiquito, que es el que más gana de los tres: ¿qué vas a pagar? y me dice 'bueno, hago súper y pago el gas'. 'Romina tu pagas el Izzi y ¿Kiko tú que vas a pagar?'...”, recordó.

“Y eso fue lo que pasó este año: la metamorfosis y esa carga que tenía de mantener, literalmente, aunque duela, a huevones, parásitos", concluyó la actriz.