Tenoch Huerta nació y se crió en Ecatepec, en el Estado de México. Siendo su padre fanático del cine lo inscribió en clases de actuación y quienes lo encaminaron en este arte, sus maestros, fueron María Elena Saldaña en una temporada y luego Carlos Torres Torrija y Luis Felipe Tovar. Trabajó en varias cintas, pero él considera sus inicios profesionales con Gael García que le dio un coestelar en su ópera prima "Déficit", que se estrenó en el festival de cine de Cannes, en Francia, en el 2007.

Hoy Tenoch con más de 50 películas en su haber, logra por fin el reconocimiento internacional gracias a la película de Marvel:  "Black Panther: Wakanda Forever", que es el estreno más importante este fin de semana en los cines de todo el país.

La popularidad y el éxito le llegaron de la noche a la mañana. Su personaje del villano Namor, es una de los más queridos por los cinéfilos y no hay quien no se quiera tomar una foto con el actor, apenas anoche asistió al estreno de la película en la CDMX, donde mostró su habilidad para bailar con la actriz Lupita Nyong´o y un día después en el programa Ventaneando con Pedrito Sola y Mónica Castañeda.  

TENOCH FUE BULEADO DE NIÑO

Tenoch Huerta reveló que vivimos en un país lleno de muchas diferencias sociales y confesó que de niño sufrió agresiones y bullying:  "yo vengo de una familia muy amorosa estable, pero mis vecinos venían de otro contexto, no todos obviamente, pero eran bastante más cabezones". Y agregó que hay gente que justifica el bulling "porque dicen que te forja el carácter, pero no sobrevives al bulling, aprendes a vivir con el bulling".

ACEPTO A CIEGAS EL PERSONAJE DE WAKANDA

¿Cómo te llegó el personaje de Marvel?

-Me habló Ryan Coogler hace dos años, estaba haciendo yo una película en Nuevo Orleans y tuvimos una conversación por Zoom, como se pausó el zoom, la verdad nunca supe de que se trataba el personaje, yo dije será el Chamán. Es que el Zoom se pausó  durante cinco minutos, cuando me estaba explicando el personaje, la verdad nunca supe de qué era, cuando regrese el zoom me dijo ¿cómo ves? ¿sabes nadar? Le dije claro que si, jajaja. Después me preguntaron los de mi agencia ¿si sabía nadar? y les dije que no, les expliqué lo que había pasado con el zoom.  Ya en la tercer cita con el productor me enteré que el personaje era el de Namor. Fue muy difícil por que la mayor parte de mi personaje se desarrolla en el agua. Nadaba como perrito,  mi primer clase real para prepararme fue con unos floties de los que te amarran en la cintura, pues casi todas las escenas del personaje y su mundo, su universo está, bajo el agua.

TUVO QUE APRENDER TÉCNICAS PARA DEJAR DE RESPIRAR

-Aprendí buceo libre, que es entrar sin tanque ni nada de nada. Estábamos en un tanque gigantesco que mide como 10 m de profundidad, del tamaño de un set de televisión. La idea era poder actuar bajo el agua. Ya después fui capaz de aguantar la respiración durante cinco minutos en los que tienes que estár actuando debajo del agua y tienes que incluso mover la boca, para que machen los diálogos. Estar abajo aguantando la respiración es como meditación activa, estás muy conectado y hay menos distractores, se volvió más fácil y  yo lo goce mucho. Confías en el equipo de seguridad que está a tu alrededor y así es muy fácil soltarse.

TENOCH SORPRENDIDO POR EL ÉXITO DE WAKANDA FOR EVER

El actor mexicano está sorprendido porque "Wakanda" a un día de su estreno está rompiendo récords de taquilla, la gente está respondido muy bien y eso nos habla que la película está gustando mucho.

-Es maravilloso para mi poder conquistar el mercado norteamericano ya que es muy competitivo,  tienes gente con mucho talento de todas partes del mundo, tienes que entrar a las ligas mayores

¿Cómo te enfrentaste a Hollywood el primer dia de trabajo?

-Mi ´primer día me colgaron en unos cables,  yo me sentía como piñata colgada. El  recibimiento que tuvimos fue maravilloso de parte del elenco que hizo la primer historia, lo hicieron mucho más fácil. La mayoría de mis escenas las hice con Letitia Wright y fue muy especial para mí, por que fue una gran compañera. Cuando veía que me equivocaba volvíamos a empezar, le debo mucho de lo que hice.

APRENDIÓ EL MAYA

¿Tuviste que aprender Maya?

-Más que aprenderlo por el tiempo y por el ritmo de rodaje te decían: estas son tus escenas en Maya y te aprendías los diálogos. Tuvimos a un actor que habla Maya y nos estuvo "coucheando". El Maya es un lenguaje muy complicado,  emites sonidos que no tenemos y además es un idioma sumamente complejo.

MÉXICO UN PAÍS RACISTA

Tenoch es autor del libro "Orgullo Prieto", en el asegura que en México el racismo es invisible: " porque a diferencia del estadounidense, que segrega, el de nuestro país es integracionista y es ahí donde se esconde, porque todos en apariencia y en discurso somos los mismo: todos somos mestizos. Solamente incomoda el racismo a los racista":

¿Y si somos racista los mexicanos?

-Claro que México es racista, hace dos meses quemaron a un niño por ser indígena, dime si eso no es racismo .

¿Cómo te sientes de ser de un país racista?

-Es nada mas la oportunidad que tenemos todos de empezar a desmontar estos sistemas que nos lastiman, que nos oprimen y que pueden causar incluso mucho daño a las personas y a la sociedad misma.

GANAN MEJOR LOS BLANCOS

-Está documentado que hay una brecha salarial enorme y de benefactores y de bienestar entre las personas de piel más clara y las de piel más oscura. Somos el 80% solamente 3% de las películas tienes protagonistas morenos en México. Y no hablemos de qué las empresas cuando no cumples con el perfil, no te dan la chamba y si no te dan la chamba como le vas a dar bienestar y le vas a aportar más dinero a tus hijos y tener una mejor vida. Esas diferencias van haciendo que el país tenga distorsiones y si se cancela la movilidad social por algo tan tonto como tu color de piel, pues no se sorprendan que mucha gente se dedique al crimen por ejemplo.

Aunque bien es cierto, no es justificable que nadie decida dedicarse al crimen por su color de piel, pues definitivamente hay otras maneras de poder salir adelante .

¿Y entonces, como podemos combatir el racismo que vivimos?

-Hay que hablarlo primer, reconocerlo, entenderlo y después irlo desmontando en nosotros y en nuestro entorno pero también con protesta, con manifestarse,  hacerlo fuerte...  con el racismo no se dialoga, con la gente que ejerce el racismo si, por que todos lo ejercemos, poco a poco, pero hay que vernos de otra manera, concluyó.


(djh)