Luego de que una revista publicara unas imágenes de Julián Figueroa besando a una fan, el cantante habló en público para aclarar lo sucedido.

El hijo de Joan Sebastian y Marible Guardia aclaró que todo fue sacado de contexto y que su esposa Ime Garza-Tuñón está enojada y triste con la situación.

Explicó que una fan se le acercó y lo besó, después él volvió a acercarse con ella y la abrazó; reconoce que justo esto es lo que no estuvo bien, por lo que le pidió perdón a su esposa.

En una entrevista con "Ventaneando", Julián Figueroa puntualizó que una fan se le acercó y lo besó, después él volvió a acercarse con ella y la abrazó; reconoció que justo esto es lo que no estuvo bien, por lo que le pidió perdón a su esposa.

"Las fotos que me tomaron fueron de una chava que se me acercó cuando estaba cantando de un lugar al que me invitaron. Se me acercó, me dio un beso. Después, me acerqué, la volví a abrazar, le dije: 'muchas gracias hermosa'. Platicamos, la llevé a su coche y ya", sentenció.

"Obviamente, esto fue sacado de contexto de todas las formas posibles", indicó.

"Reconozco que tal vez mi forma de actuar no fue la más apropiada y le ofrezco una disculpa a mi esposa que creo es la única a la que le puedo decir algo al respecto. A mi esposa, que es el amor de mi vida, lo siento, si de alguna forma, mi comportamiento no fue el mejor", expresó Figueroa.

El intérprete de 27 años compartió que actualmente vivía un buen momento con su esposa, y que con justa razón, ahora, ella está afectada por lo ocurrido.

"Imelda y yo estábamos teniendo un momento muy bonito en nuestra relación; estamos viviendo una etapa muy linda. Obviamente, ahorita está enojada, triste", dijo.

El cantante de música regional subrayó que aunque en el paso él mismo ha contado sus problemas con el alcohol, en este momento no está padeciendo ninguna recaída, tal y como lo aseguró una revista de circulación nacional, por lo que el artista no descarta tomar acciones legales por difamación.