De acuerdo con medios franceses y suizos, el cineasta francosuizo Jean-Luc Godard pidió asistencia profesional para terminar con su vida.

La eutanasia habría sido realizada en Suiza por una organización especializada, país en donde el suicidio asistido es legal.

En dicho país ofrecen esa ayuda de forma legal bajo una serie de condiciones legales, como la existencia de patologías graves o ligadas a la edad, y que no tengan motivos egoístas en estas actuaciones.

"No estaba enfermo, simplemente estaba agotado", revelaron personas cercanas al director de cine. "El señor Godard acudió a la asistencia jurídica en Suiza para la muerte voluntaria tras ser diagnosticado con múltiples patologías incapacitantes, según los términos del informe médico", informó Patrick Jeanneret.

Un comunicado de su esposa, la cineasta suiza Anne-Marie Miéville, y de los productores del cineasta señaló que Godard murió apaciblemente en su domicilio, rodeado de sus personas más próximas.

En 2014, Jean-Luc comentó en una entrevista sobre la hipótesis de su muerte:

"No estoy ansioso para seguir a toda cosa, si estoy demasiado enfermo no quiero que me arrastren en una carretilla".

aemz