El cantante cubano Pablo Milanés, de 77 años, murió este lunes en un hospital de Madrid, España, debido a "los efectos de una serie de infecciones recurrentes". Periodistas y medios de comunicación confirmaron el deceso del autor de canciones como "Yo no te pido", "Para vivir" y "Yolanda".

El músico se encontraba hospitalizado desde hace varias semanas con una inflamación en la vesícula biliar y una infección en el riñón, que lo obligó a cancelar varios conciertos.

Milanés sufría un tipo de cáncer –síndrome mielodisplásico– que disminuía su respuesta inmunológica y para cuyo tratamiento se trasladó hace cinco años a España.

El compositor era considerado uno de los artistas latinoamericanos más importantes y llevó a cabo numerosos proyectos dentro y fuera de la Isla. Su muerte ocurrió después de varios promocionales de su disco Días de luz.

Su último concierto en La Habana, en junio de 2022, se realizó bajo un fuerte operativo policial y su presentación estuvo marcada por la emoción de un público que no escuchaba en vivo desde hacía varios años al autor de temas como Años, El pecado original, La soledad, Nostalgias y Días de gloria.

SU HOSPITALIZACIÓN

Hace una semana, el sábado 12 de noviembre pasado, Milanés fue hospitalizado en Madrid por unas infecciones.

Milanés "se encuentra actualmente hospitalizado, en una situación estable, siendo tratado de los efectos de una serie de infecciones recurrentes que en los últimos meses han venido afectando a su estado de salud", informaron ese día sus agentes en un comunicado difundido en las redes sociales del cantante.

El fundador de la Nueva Trova Cubana, junto a Silvio Rodríguez y Noel Nola, sufría "desde hace varios años" una "enfermedad oncohematológica" que le obligó a instalarse en Madrid a finales de 2017 "para recibir un tratamiento inexistente en su país", precisó el comunicado.

El músico cubano canceló sus últimos conciertos en España y República Dominicana y su actividad artística quedó suspendida.

Nacido el 24 de febrero de 1943 en Bayamo (este de Cuba), la familia de Milanés se trasladó a La Habana en la década de 1950, en un momento de gran ebullición y brillo de la música cubana, para que estudiara música en el conservatorio.

A lo largo de su carrera, Milanés ha grabado decenas de discos, y musicalizó a poetas como Cesar Vallejo, Nicolás Guillen y José Martí.

En 1985, Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Luis Eduardo Aute, Silvio Rodríguez y otros, le rindieron homenaje en el álbum Querido Pablo, interpretando junto a él sus canciones más emblemáticas.