Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Chantal no teme que la comparen con su mamá Jacqueline Andere

Chantal Andere es una de las muy pocas actrices y cantantes que han logrado mantener en alto el apellido de sus padres consiguiendo un prestigio propio y un reconocimiento por su trabajo y talento

Ernesto Hernández VillegasOctubre 19, 2022 
Tiempo de lectura: 9 mins.
Jaqueline Andere asegura que es un gran orgullo tener una hija como es Chantal (FOTO: CAPTURA IG @chanaandere)

Lo + leído

Ser hijo de un famoso no es nada sencillo pues generalmente las comparaciones vienen de inmediato y se dan los casos que a muchos de estos hijos le resulta muy complicado llenar los zapatos de sus padres, su trabajo requiere un doble esfuerzo pues irremediablemente todo el mundo va a cuestionarlo y remitirse a lo que hicieron los padres.

Puede ser que en algún momento logran tener privilegios por ser herederos de figuras consagradas, sin embargo, la mayoría de las veces resulta difícil de llevar a cuestas el apellido de los padres porque nunca faltan las comparaciones. Es evidente que como todo hijo quieren seguir los pasos de sus progenitores, lo vemos en abogados, médicos, arquitectos y efectivamente en los artistas no es la excepción. El reto más importante para estos herederos es demostrar que tienen talento, forjar una carrera con méritos propios y quitarse el estigma de ser hijos de...

TRAS LOS PASOS DE SUS PADRES

En el caso de Chantal Andere, imposible hacer excepciones. Su madre es la actriz Jacqueline Andere que tiene apenas 65 años de trayectoria artística con infinidad de películas, telenovelas, obras teatrales y una innumerable cantidad de premios y reconocimientos. Su padre QEPD el director de cine José María Fernández Unsáin que además se desempeñó como una pieza esencial en la SIGEM.

Chantal es una de las muy pocas actrices y cantantes que han logrado mantener en alto el apellido de sus padres consiguiendo un prestigio propio y un reconocimiento por su trabajo y talento. Su trayectoria es impecable en el teatro, la televisión y la música y siempre ha estado alejada de los escándalos y las habladurías en comparación con muchos hijos de famosos que simplemente son conocidos por provocarles serios dolores de cabeza a sus progenitores.

Fue el productor teatral Juan Torres el encargado de organizar este homenaje a Chantal por su impecable y brillante carrera artística, al final de la obra "Te amo, eres perfect@, ahora cambia"  agradeció a todos los invitados y destacó el trabajo de la actriz que siempre está dispuesta y disponible para trabajar, especialmente al público que la ha respaldado en estas tres décadas y media de trabajo: "Pocas personas he conocido en el medio artístico como ella -dijo Juan Torres refiriéndose a Chantal- es puntual a morir, se pasa de puntual, es perfeccionista, siempre llega con todo aprendido, obsesiva en el buen sentido de la palabra, y hace gala a una palabra que es tan necesaria en todos los ámbitos de nuestro país "ser profesional" por que Chantal ama profundamente a lo que ella ha dedicado su vida que es el arte, respeta muchísimo cualquier lugar donde se para, respeta a sus compañeros, a los equipos de trabajo y al público y da lo que sea por estar sobre un escenario".

Subió al escenario Jacqueline Andere y a manera de broma le dijo al productor: "Todo lo que dijiste, se lo iba yo a decir a mi hija -entonces se dirigió a ella y al público- es una noche muy especial para mí como madre porque realmente es un gran orgullo tener una hija como es Chantal. Nada más quiero decirte hija que te adoro, que sigas adelante, aunque se te aparezcan piedras en el camino, ojalá no sea en 35 por lo menos 66 como yo. Quiero decirte que te amo, que te idolatro y que no puedo estar más orgullosa de ti por ser una actriz enorme y por ser tan buena madre como lo eres, con esos nietos maravillosos que me diste, te adoro te amo, pero "cambia un poquito cuando te enojas" bromeo por el personaje que interpreta en la obra".

Antes de iniciar la obra su esposo Enrique Rivero Lake, comentó a los medios sentirse orgulloso de su esposa y que gracias a el amor que se tienen y a la paciencia de ambos han logrado un matrimonio sólido y la buena educación de dos hijos maravillosos.

EL ÉXITO SE LOGRA TODOS LOS DÍAS

¿Cómo se celebran 35 años de carrera?

-Trabajando como el primer día. Muy contenta muy agradecida he sido una mujer muy afortunada que hago lo que me apasiona, lo que siempre decidí ser desde que tenía cuatro años. La gente ahora ya me tiene en un lugar muy bonito, me tienen respeto, me tienen cariño y eso no tiene paga, que te retribuyan eso más que el arduo trabajo, mucha disciplina y mucha pasión por lo que haces.

¿Es difícil ser hija de dos personajes tan importantes y sobre todo abrirse camino?

-Fue difícil, la gente puso su mirada en mí desde el momento que hice mi primer proyecto televisivo sobre todo, por ser hija de Jacqueline Andere. Sí los comentarios eran: "pues para llegarle a los talones a su mamá, va a tener que estudiar mucho y yo nunca estudié actuación es un tema que traigo en el ADN", pero ya después la gente empezó a ser muy generoso conmigo a decir  que "de tal palo tal astilla", "hija de tigre pintito", y la verdad es que lo he gozado muchísimo, una vez le dije a mi madre: "lo que yo voy a hacer toda mi vida, va a hacer que te sientas sumamente orgullosa de mí".

¿Y tus hijos traen vena artística?

-No, no la traen y que bueno por mi esposo, porque a él no le gusta mucho el medio. No queremos que sean niños que se estén publicando en todos lados, fue un acuerdo al que llegamos, pero también él y yo hablamos de que si ellos quisieran dedicarse a esto cuando sea el tiempo pues apoyaremos sus decisiones.  Mi hija Natalia es super tímida, si ve una cámara se pone mal, muy mal. Sebastián, su vida en este momento a sus escasos ocho años es el fútbol. Yo desde los cuatro les dije a mis padres que iba a ser actriz, que iba a cantar y bailar y desde muy chiquita me preparé con clases para fortalecer todas esas bondades que la vida me había dado para llegar a un buen puerto, pero mis hijos...

Chantal recuerda que a los 15 años hizo su primera obra de teatro "Blancanieves y los siete enanos". Ya desde los 10 años tomaba clases de ballet, jazz, tap y canto que nunca ha dejado.

POCAS VECES EN EL ESCENARIO CON MAMÁ

-Hicimos un musical con Juan Torres "La fierecilla tomada". Fue precioso ese proyecto con ella, hicimos otra obra en el teatro de los Insurgentes "Pasiones Peligrosas" y una vez un programa de Mujer casos de la vida real" un solo capítulo. Si me ponía nerviosa por que era un reto y una gran responsabilidad, pero mi madre siempre me ha dado la seguridad y el cariño para hacerlo.

-Siempre me han tocado no sé cómo pasa -ríe- no sé si tengo cara de pocos amigos, porque en realidad soy lo anti a mis personajes. Soy una persona que me divierto mucho, soy muy payasa, soy muy cuenta chistes, lo que no hacen mis personajes. Pero mis villanas han sido y son, personajes que me han dejado marcada de manera increíble, porque siempre las quieren y las recuerdan los televidentes.  Ya son 35 años desde la primera vez que hice mi primer antagónico, fui a hacer un casting me quedé y decidieron ahí que yo iba a ser la villana. Yo lo agradezco mucho porque son personajes que el público agradece y siempre quiere saber qué va a pasar con esos personajes.  Siempre estaré agradecida con esto y con todo lo que me ha pasado en mi carrera y como mi madre, espero llegar a los 66 años de carrera como lo ha logrado ella.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

Más Sobre VER, OÍR Y NO CALLAR