Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Gente
Películas y Series
Ser bella
Placeres
Gastronomía
Gadgets y videojuegos
Viral
Mascotas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Subir el telón o la muerte del teatro?

La industria teatral fue una de las más golpeadas por la pandemia, los estragos exhibieron el poco o nulo apoyo que reciben por parte del gobierno

ALINE NÚÑEZAgosto 28, 2020 
Tiempo de lectura: 12 mins.
Fueron cinco meses a puerta cerrada, que para los trabajadores del teatro parecieron una eternidad; la comida, la renta, colegiaturas, medicamentos y muchos otros gastos siguieron corriendo sin que ellos pudieran percibir un sueldo (FOTO ESPECIAL)

Tras el anuncio de Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, de mantener el semáforo epidemiológico en color naranja, se autorizó la reapertura de teatros en la capital, pero bajo estrictas medidas sanitarias de seguridad para el público. Se subiría el telón, pero con el 30% de aforo en espacios cerrados y 40% los que se encuentren al aire libre.

Permitiremos la incorporación de esta actividad que habíamos dejado rezagada, pero revisando los protocolos sanitarios. Consideramos prudente abrirlos. Es importante que conozcan las medidas para que se pueda acudir de forma segura, reiteró Sheinbaum durante una videoconferencia el viernes 21 de agosto.

Fueron cinco meses a puerta cerrada, que para los trabajadores del teatro parecieron una eternidad; la comida, la renta, colegiaturas, medicamentos y muchos otros gastos siguieron corriendo sin que ellos pudieran percibir un sueldo. El arte y la cultura fueron de los sectores más golpeados por la pandemia del coronavirus; la emergencia sanitaria sacó a relucir el poco o nulo apoyo con el que cuenta la industria teatral en México, por parte del gobierno.

EL TEATRO, ¿AL BORDE DE LA MUERTE?

Importantes empresarios, productores, directores y escenógrafos teatrales, hablaron en entrevista con YoSoiTú, sobre el agonizante panorama al que se enfrentaron.

Alejandro Gou Boy, productor de teatro y empresario, habló de los desafíos que tuvo que enfrentar tras la emergencia sanitaria. El panorama de Gou, no dista mucho del de otros mexicanos; el cierre de actividades y la continua extensión del confinamiento comenzaron a hacer estragos en su economía.

Nos ha afectado terriblemente, el productor de teatro vive de cobrar un boleto, si no cobramos, todo se convierte en gastos. Hay que pagar renta de los teatros, la luz, el agua, mantenimiento, seguridad, empleados, apuntó el Director General del Centro Cultural Teatro 1 y 2.

Por otro lado, el productor Guillermo Wiechers resaltó la incertidumbre que se vivía con los desalentadores anuncios del sector salud sobre la epidemia: “Era una pausa que se antojaba eterna, llegamos a pensar que no estaríamos en condiciones de reabrir este año”. El productor también señaló la millonaria cifra que dejó de percibir la industria durante este periodo.

Se dejaron de vender 23 millones de pesos, según las cifras de la Sociedad Mexicana de Productores de Teatro - Teatromex, apuntó.

(FOTO: CORTESÍA)

De forma acertada, el escenógrafo Sergio Villegas comentó que el arte estaba maniatado; la conglomeración de personas se había prohibido por las nuevas normas sanitarias y los espectáculos dependían totalmente de ella.  

Ninguna industria o disciplina va a ser más afectada que el teatro, las artes tienen afectación porque son el centro de contagio más riesgoso debido a la cantidad de gente que se conglomera antes y después de apreciar el espectáculo.

“Nuestras oportunidades de operación y subsistencia se redujeron considerablemente”, expresó Villegas.

El ex Secretario de Cultura, Alfonso Suarez del Real, destacó el cierre de foros no solamente reflejaría una pérdida económica, ya que la funcionalidad de teatros y foros depende de su maquinaria, misma que corre riesgo de daño por falta de uso.

Teatro que no se calienta, que no tiene funciones, se puede perder. Los teatros cerrados pierden algo: el manejo de las luces, de los telones, la maquinaria se tiene que estar moviendo porque se puede echar a perder, señaló el ex secretario.

Alfonso Suárez tuvo a bien comentar un tuit del director Alejandro Gou, quien expresó: “Los teatros en Broadway y en West End estaban cerrados por decisión de los Productores, no por decisión de los Gobiernos, ya que ellos necesitan el 100% de aforo, y ambos Gobiernos los apoyan económicamente para que la industria sobreviva”.

Del Real respondió al comentario de Gou argumentando que él tenía otros datos: “Demuestremelo porque tengo otros datos” (sic).

(FOTO TOMADA DE TWITTER)

Respecto a su comentario, el ex Secretario de Cultura dijo que había refutado lo escrito por del productor porque sí se habían dado apoyos, pero habían sido para los teatros del estado. Cuando se le cuestionó sobre este tema a Alejandro Gou, comentó que ya habían pasado muchos días desde el incidente y que todo ya se había aclarado.

¿QUÉ TAN EFECTIVA ES LA REAPERTURA DE FOROS AL 30% DE SU CAPACIDAD?

El productor de musicales como “Billie Eliot” y “Hoy no me puedo levantar”, Alex Gou, describió la noticia como “una luz al final del camino”; sin embargo, destacó que la recuperación no sería inmediata.

Cada productor decidirá cuántos gastos tiene y cuándo puede abrir, definitivamente a los teatros muy pequeños no les va a convenir abrir, ahorita yo no quiero ganar sino reactivar la economía para que mi gente tenga un ingreso y que poco a poco se vaya incrementando el aforo para poder vender más boletos, explicó Gou.

La estrategia de productores y directores es arrancar con producciones pequeñas para evitar en mayor medida que continúen las pérdidas económicas.

Teníamos que empezar, por un lado, este es apenas el primer paso, hay quien se puede dar el lujo de operar al 30%. En el caso de 'Jesucristo Superestrella' es imposible, si no se tiene el 70% de la butaquería del teatro, se pierde dinero, explicó Guillermo Wietchers.

Tito Dreinhüffer, Director General de la Sociedad Mexicana de Productores de Teatro - TeatromeX, detalló el riesgo económico que representa levantar el telón con menos de la mitad del público.

Nos estamos arriesgando a reabrir al 30% a sabiendas de que no llegará en primera instancia ese 30%. ¡Claro que apostamos por ello y vamos a luchar por ello! Vamos a tener pérdidas económicas, desde los que tienen pequeños formatos como monólogos, hasta los que tienen grandes musicales. Cada productor va a decidir en qué momento y con qué obra iniciará, estamos buscando la mejor opción.

Sin dejar de pensar en los trabajadores y todas las familias que dependen del teatro, Sergio Villegas comentó que bajo cualquier circunstancia se tiene que aprovechar la “oportunidad”: “A pesar de que esta condición de reapertura no resulta conveniente para la industria teatral, se vuelve insensible pedir que se queden en casa cuando la situación los está alcanzando”, afirmó el escenógrafo.

¿QUÉ TAN EFECTIVAS SON LAS MEDIDAS DE SANA DISTANCIA?

Las instrucciones emitidas por la Jefa de Gobierno, dictan que el uso de cubrebocas será obligatorio durante toda la función, la duración máxima del espectáculo tendrá que ser de una hora con 30 minuto y el lugar deberá contar con ventilación de aire del exterior. Todas las zonas deben ser desinfectadas y contar con filtros sanitarios.

Una vez en la sala se deberá mantener una distancia de al menos tres metros entre el elenco y el público, por lo que se cancelarán las tres primeras filas pegadas al escenario; los personajes de la obra deberán tener un distanciamiento físico de 1.5 metros entre ellos. Además, las orquestas que usen instrumentos de viento no estarán permitidas, se tendrá que usar música grabada.

El dramaturgo Tito Dreinhüffer puntualizó que se debe confiar en las recomendaciones de los expertos: “Nosotros tenemos que confiar en la recomendación de los expertos, hemos sido muy cuidadosos en escuchar las voces que atienden esta pandemia. Aquí se trata de vidas, nosotros queremos creer que ese protocolo funciona porque la ciencia y la jefatura de gobierno lo está autorizando”.

Alex Gou señaló que na de las principales preocupaciones de la industria es crear un espacio libre de covid-19, inspirar seguridad en el público y motivar que la gente regrese a las salas de teatro sin miedo.

Estamos haciendo todo, estamos sanitizando los teatros para que la gente vaya con confianza de que va a estar libre de coronavirus: haremos prueba de covid a los actores, los programas se entregarán con código QR, tenemos señalizaciones, sana distancia, gel antibacterial, cámaras termogénicas en la entrada para medir temperatura, estamos listos para recibir al público, detalló Gou.

Haciendo hincapié en la preocupación por la salud y la confianza del público, Teatromex propuso reajustar las medidas de sana distancia, recomendaron “no limitarse al 1.5 metros de distanciamiento entre personas, puede ser hasta de dos metros entre cada individuo para que la gente vaya con más confianza. Hay medidas que son universales para resguardar la salud de espectadores y empleados”, explicó Guillermo Wiechers.

Aunque parecen ser muy estrictas (las medidas de sana distancia), lo que queremos es bajar el número de contagios, para nosotros hubiese sido más sencillo no abrir hasta el semáforo amarillo, pero hay que reactivar la economía, expuso el Secretario de Gobierno Alfonso Suárez.

¿HUBO APOYO DEL GOBIERNO PARA LA INDUSTRIA DEL TEATRO DURANTE LA PANDEMIA?

El ex Secretario de Cultura aclaró que los recursos de la ciudad no contemplan alguna opción o posibilidad para los teatros, “se les venía apoyando con la reducción o la deducción de parte del Impuesto de Espectáculos Públicos, que es el 8% del boleto vendido en taquilla. Evidentemente ese apoyo está vinculado a la venta de boletos, si no hay boletos, no hay apoyo”.

Alfonso Suárez del Real explicó que la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México apoyó a los teatros del estado manteniendo el puesto de trabajo de talleristas, promotores de cultural y hasta orquestas. “El gobierno mantuvo el pago de más de seis mil personas a pesar de no laborar”, recalcó.

Ninguna persona que tiene el derecho al Programa Social de Promotores de la Ciudad de México, así como los trabajadores de la Secretaria de Cultura han perdido su puesto de trabajo, así como a colectivos que perciben apoyo anual. Esa es la forma como el gobierno de la ciudad apoyó a la gente de abajo, a la gente que percibe de 6 mil a 8 mil pesos, explicó Suárez del Real.

A demás agregó que “103 compañías de teatro que entraron a la Convocaría de Artes Escénicas en el 2020, se les está pagando, aunque no han presentado sus funciones”, mismas que debieron arrancar su temporada desde el mes de abril y mayo, pero que, por la pausa obligada de la pandemia apenas volverán a los escenarios.

Por otro lado, Guillermo Wichers destacó que los apoyos se vieron limitados para el sector privado de la industria teatral: “La iniciativa privada, al menos en el sector del entretenimiento en vivo, tendrá que rascarse con sus propias uñas; por lo menos ahora que logramos la autorización para volver a trabajar a partir de este jueves, sabemos que paulatinamente se irán recuperando los empleos”, puntualizó.

El productor ejecutivo del musical “Hoy no me puedo levantar” contó que Teatromex buscó ayuda a través de tres distintos rectores y el apoyo solo quedó en palabras: “Se nos había ofrecido participar en un reparto de despensas que se otorgarían a las personas más vulnerables de la compañía, pero nunca llegaron”.

Wiechers cuenta que la Sociedad Mexicana de Productores de Teatro - Teatromex también solicitó que a sus empleados se les permitiera verse favorecidos con créditos a la palabra. Apoyo que nunca llegó, a pesar de que Teatromex representa 10 mil empleos.

Únicamente debo agradecer que las autoridades nos hayan prestado oídos y que nos hayan dado ya una fecha clara, pero de eso a que haya habido un fondo económico de rescate como en naciones donde los servicios culturales son considerados de primera necesidad como Francia, Alemania y España. ¡No! Definitivamente no sucedió, puntualizó Guillermo Wiechers.

En ese mismo sentido Tito Dreinhüffer explicó: “Como sociedad solicitamos los apoyos, enviamos en el mes de abril la información que nos solicitó la Secretaría de Economía, desgraciadamente no nos ha llegado nada por esa vía, ningún apoyo. Sabemos que somos millones de mexicanos y estoy enterado que poco a poco se han ido entregando, esperamos que algún día finalmente nos toque a nosotros porque sí lo solicitamos en tiempo y forma”.

Por su parte Alejandro Gou dijo que la alcaldía Cuauhtémoc, zona de la ciudad que es  considerada como el Broadway de México, sí apoyó a los teatros: “El único que nos ha apoyado económicamente es el alcalde de la Cuauhtémoc, Néstor Núñez. Lo que hizo fue pre comprarnos boletos, fue una gran ayuda para pagar una parte de la nómina. La Jefa de Gobierno y el Dr. Suárez del Real y Carlos Uyoa nos apoyaron en poder abrir los teatros rápido”.

El diseñador escénico Sergio Villegas hizo énfasis en que los programas no están dirigidos al rescate de foros y resultan insuficientes: “No proponen que se les regale dinero, piden que no se les penalice si no pagan impuestos, que no se les corte la luz y que se pueda vender boletos para funciones del próximo año”.

¿CUÁL SERÍA EL APOYO QUE REALMENTE BENEFICIARÍA AL TEATRO EN MÉXICO?

Sin bien el apoyo de despensas y préstamos a la palabra para los empleados más vulnerables de las empresas de teatro privadas sería beneficioso, los productores destacan que para disminuir el golpe de la pandemia es necesario atender otras cuestiones.

Nos hubiera gustado que nos apoyaran con créditos, en pagar menos impuestos, que nos apoyen con hacer los trámites más fáciles en las alcaldías para sacar los permisos de presentación y si ayudaran a los técnicos con alguna aportación sería maravilloso, puntualizó el empresario Alex Gou.

El también productor Tito Dreinhüffer insistió en las cuestiones fiscales: “Estamos pidiendo que aquellas cuestiones fiscales que de pronto se generan con las puestas en escena, sean detenidas totalmente. Hemos sufrido muchísimo, no nada más en cuestiones del Impuesto de Espectáculos públicos, también hay impuestos generales, Infonavit, SAT, IMSS; todas estas cosas que tenemos con nuestros trabajadores y que desgraciadamente por la pandemia se han detenido porque no hay dinero, si no hay ingresos, pues no tenemos egresos. Estamos en la mejor disposición de atender el tema, recalcó.

Para rescatar empresas productoras de espectáculos, el programa impulsa del Banco de Desarrollo Nacional Financiera ofrecía montos de 50 mil y 200 mil pesos con una tasa de interés anual del 13.9%, cantidad que el productor Guillermo Wiechers considera “ofensiva”, los montos que realmente necesita Teatromex para mantener los 10 mil empleos que genera la asociación, van desde los 2 a los 25 millones de pesos.

Lo cierto es que el teatro vive de lo que se recauda en taquilla: “Nosotros mismos generamos el trabajo y vivimos de vender boletos” puntualizó Wiechers.

La única salida que yo le veo es que el gobierno active programas de rescate para los teatros, señaló Sergio Villegas.

De acuerdo con el Diario Oficial de la Federación, la primera tarea emprendida durante la presente administración ha sido identificar las contradicciones y desigualdades que existen en el territorio en materia de acceso a la cultura y en el ejercicio de los derechos culturales, para procurar revertirlas. Sin embargo, los recortes al presupuesto han hecho que artistas, creadores, trabajadoras y trabajadores del arte y de la cultura, gestores y productores de México condenaran enérgicamente la actitud de la Secretaría de Cultura, dirigida por Alejandra Frausto Guerrero, al no hacer frente a la crisis económica que vive este sector y que se ha encrudecido frente a la contingencia sanitaria por el coronavirus.


(Nayelli Langarica)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Te Recomendamos