Ya alguna vez platicamos en YoSoiTú sobre la importancia de beber agua a lo largo del día y sobre el total de vasos que debemos consumir, dependiendo nuestro sexo, edad y estilo de vida. A partir de ese tema, surgió la duda sobre el agua alcalina y los mitos y verdades que la rodean. 

LA IMPORTANCIA DE TOMAR AGUA, ¿TÚ SABES CUÁNTOS VASOS DEBES BEBER AL DÍA?  

Cuando se habla del agua alcalina, se refiere específicamente al pH que tiene el líquido. Esto se maneja bajo una escala del 0 al 14, donde 0 implica que tiene una acidez extrema y 14 significa que tiene alcalinidad absoluta. El punto medio, que es 7, hace referencia a que está en un nivel neutro, a partir del 7.1 ya se considera alcalina. 

Nuestro cuerpo, lo mismo que sucede con el agua, para considerarse saludable debe estar en un nivel neutro o alcalino, tanto en nuestra sangre como en los órganos. 

Foto Pexels

"Se ha demostrado que el exceso de sal y de azúcar refinada en la dieta, los alimentos procesados, los pesticidas, el estrés y la falta de sueño contribuyen a una sobreproducción de ácido en tu sangre", explica la doctora Diane Pérez, de ahí la insistencia de llevar una alimentación balanceada, libre de comida chatarra, en la que se incluya el agua alcalina para "eliminar del organismo los ácidos", explica Rotoplas. 

Verdad o mentira 

Cuando la gente se refiere al consumo de agua alcalina siempre sale a relucir sus beneficios, como un recurso para alargar la vida o para prevenir enfermedades

"La acidez se relaciona con el desarrollo de cáncer y con un incremento del cortisol, la hormona del estrés, que resulta nociva para nuestra salud al propiciar el sobrepeso, la enfermedad cardiovascular y también el desarrollo de tumores malignos", detalla la doctora Pérez en un artículo publicado en el AARP. 

Sin embargo, también reconoce que, aunque se le han atribuido muchos beneficios al agua alcalina, la realidad es que al día de hoy sigue siendo objeto de estudio, al menos en Europa y América. A diferencia con Asía, específicamente en Japón, donde se han realizado pruebas y análisis y, al menos, ellos, lo consideran una buena alternativa preventiva.

Foto Pexels

En esta misma línea, Clínica Mayo coincide con la doctora Pérez, al afirmar que "algunos (defensores) dicen que el agua alcalina puede ayudar a prevenir enfermedades, como el cáncer y las enfermedades cardíacas. Sin embargo, es necesario hacer más investigaciones para verificar estas afirmaciones", detalla. 

Aunque los especialistas reconocen que no se ha demostrado en Occidente todas las virtudes que se le atribuyen al agua alcalina, como la prevención y lucha de enfermedades crónico degenerativas, sí existe, al menos, un beneficio a la salud que se ha comprobado y es que ayuda a controlar la enfermedad por por reflujo gastroesofágico, "donde el líquido permite contrarrestar la acidez al impedir la activación de la pepsina y ejercer un efecto antagonista del ácido, reduciendo las molestas agruras", comenta la doctora Diane.

Foto Pexels

En contraste, también se ha demostrado que alcalinizar el estómago puede llegar a ser perjudicial en el sistema digestivo, pues se podría presentar problemas para digerir la comida y otras molestias relacionadas a la digestión

En temas deportivos, para los atletas el beber agua alcalina es benéfico pues, ayuda a estar mejor hidratado por su alto concentrado de electrolitos y ayudará a reducir los síntomas de desgaste y cansancio por el entrenamiento. 

Foto Pexels

En conclusión 

Si bien es benéfico que nuestro cuerpo y salud se mantengan con un pH alcalino, el agua no es la única vía para conseguirlo. Se debe realizar ejercicio y tener permanentemente una dieta balanceada, que combine los distintos grupos alimenticios, en especial aquellos ricos en minerales que son los que también ayudan a regular el pH y no sólo el agua alcalina