Estamos próximo a celebrar el Día Internacional del sushi, que se conmemora el próximo 18 de junio. Aunque no es una fecha reconocida por autoridades —nació en Facebook a través de una propuesta de un usuario en 2009—, los amantes de este platillo aprovechan la ocasión para rendirle honores, incluso hay locales y restaurantes alrededor del mundo que durante ese día se suman a la celebración con promociones y descuentos para el consumo de los rollos. 

Aunque algunos comensales no son muy afectos a este platillo por sus ingredientes crudos, hay otros que lo comen sin problema, de ahí que el sushi sea uno de los platillos más replicados y consumidos alrededor del orbe

Foto Pexels

Es tan fácil de hacer y tan noble para combinar, que hay naciones que han creado sus propias especialidades con la ayuda de ingredientes locales. En nuestro país, por ejemplo, existen versiones con frutos, como mango o chiles, para darle ese sabor picoso que tanto nos gusta a los mexicanos

Independientemente del rollo que nos guste, el sushi puede prepararse con una gran variedad de ingredientes, lo que lo convierte en un plato universal para todo tipo de dieta, desde los carnívoros, hasta aquellos que no consumen alimentos de origen animal, como veganos o vegetarianos. 

Foto Pexels

Un ingrediente clave en el sushi es la incorporación de pescados y mariscos, que en su gran mayoría son fuente de Omega 3, que es reconocida como una grasa benéfica para nuestra salud. Además, dependiendo la especie, suele aportar otros nutrientes, además de que suelen ser baja en calorías, como el atún o salmón. 

Las algas suelen acompañar al sushi con delgadas laminas para envolver los rollos. Además de ser ricas en vitamina C, calcio, sodio, hierro y magnesio, las algas son fuente de yodo, que son responsables de prevenir enfermedades relacionadas con peso, ya que influyen en el funcionamiento de la tiroides y son aliadas en la pérdida de grasa corporal.

Foto Pexels

Dependiendo el tipo de rollo que elijamos, algunas versiones son completamente vegetarianas o combinan los vegetales con algún producto animal. De acuerdo con el Plato del Buen Comer, la ingesta de frutas y verduras debe darse de manera diaria con un consumo de cinco piezas, siendo la de mayor proporción las verduras sobre las frutas. 

Así que comer sushi con verduras nos ayudará a cumplir con nuestra ingesta recomendada. De los más comunes que suelen acompañar los rollos están el pepino, zanahoria, espinacas, germen y aguacate. 

Foto Pexels

En cuanto a los complementos, el vinagre de arroz fortalece nuestro sistema inmune y es rico en aminoácido, además de que nos ayuda a que el resto de los alimentos y nutrientes los absorbamos y aprovechemos mejor. El jengibre, que suele acompañar todas las ordenes de sushi, posee propiedades medicinales, analgésicas, antibióticas y estimulantes. En cuanto al wasabi, destaca por ser antimaterial y antiséptico.  

Foto Pexels

En cuanto al arroz, es un cereal rico en minerales, selenio, zinc, hierro, magnesio y potasio. Es rica en vitaminas B y D, y fuente de proteína. Además, por la manera en la que se cocina, resulta ser bajo en grasas. 

Foto Pexels

Un alimento tan saludable como lo es el sushi puede ser saboteado fácilmente y sin darnos cuenta, cuando solicitamos versiones con queso crema, por ejemplo, muy común en México, y que es un ingrediente alto en grasa. Lo mismo con ciertas salsas y aderezos. Otro error común, es cuando consumimos sushi frito, quitándole todo lo saludable al platillo. 

Foto Pexels