Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Flojera? Conoce las razones por las que es bueno hacer ejercicio

RODRIGO GUERREROEnero 20, 2022 
Más allá de un tema físico y de imagen, hacer ejercicios nos ayuda en varios aspectos de la vida, como en la salud mental, social e incluso, alimenticia. (Foto Pixabay)
Uno de los principales objetivos de la gente que entrena es bajar de peso. Al entrenar, el cuerpo se activa, lo que induce a una mejora en la condición física que ayuda a la quema de calorías. (Foto Pexels)
Sin importar qué tipo de entrenamiento se haga, ya sea trabajo de pesas o cardiovascular, el cuerpo entrará en un proceso de estimulación que agilizará el metabolismo. (Foto Pexels)
Cuando se entrena o se hacen ejercicios de fuerza, se fortalecen los músculos, haciéndolos más sanos y resistentes. (Foto Pexels)
A nivel óseo, los huesos también se ven fortalecidos durante el entrenamiento, consiguiendo que con el tiempo aumente su densidad ósea, que se traduce en huesos sanos y sólidos, que son menos propensos a sufrir lesiones. (Foto Pexels)
Cuando se entrena, el cuerpo comienza a liberar diferente tipo de hormonas, entre ellas, la serotonina, endorfinas, oxitocina y dopamina, que son las responsables de mejorar el estado de ánimo, que te ayudarán a entrar en un estado de bienestar, plenitud y felicidad. (Foto Pexels)
Si estás cansado permanentemente, con sueño, flojera y apatía es momento de que recurras al ejercicio, ya que te ayudará a recobrar la energía y poder rendir en tus actividades diarias. (Foto Pexels)
En cuanto a la salud mental, el ejercicio es un buen remedio para disminuir los niveles de estrés, ansiedad e incluso la depresión. De ahí que muchos médicos sugieran realizar alguna actividad como parte integral de un tratamiento. (Foto Pexels)
Una persona que entrena mejora notablemente su calidad de sueño. Al someter al cuerpo a un trabajo físico va requerir del descanso para recuperar su energía perdida durante el entrenamiento, por ello, el sueño se ve beneficiado, tanto en tiempo como en calidad. (Foto Pexels)
Cuando se incluye al ejercicio en nuestra rutina de actividades diarias, el cuerpo involuntariamente empieza a hacerse de nuevos y mejores hábitos, por lo que es un buen inicio para ir anexando otras prácticas saludables en nuestro estilo de vida. (Foto Pexels)
Después de adoptar al ejercicio dentro de tus actividades diarias, muchos recurren a mejorar sus hábitos alimenticios para aprovechar al máximo el esfuerzo que se hace a la hora de entrenar. (Foto Pexels)
Entrenar no significa necesariamente ir a un gimnasio. Se puede ejercitar realizando actividades como caminar, trotar, andar en bici, saltar la cuerda, nadar o practicando algún deporte, como futbol. (Foto Pexels)
Ya sea en un parque o dentro de un gimnasio, se amplía tu red de contactos, esto es un beneficio extra que se da a nivel social, al estar en contacto con gente como tú, interesada en mejorar su calidad de vida. (Foto Pexels)
Cuando se entrena en pareja, dentro de un grupo o solo y estás rodeado de otros atletas, como sucedería en un jardín público o pista, aumenta significativamente la motivación para seguir haciéndolo. (Foto Pexels)

Practicar algún deporte ayuda a combatir enfermedades, como osteoporosis, bajar niveles de colesterol, digestivos, aumenta la memoria y concentración, se controla la presión arterial, previene las enfermedades cardiacas, se reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, entre otros, además de fortalecer el sistema inmune. (Foto Pexels)
Tu vida sexual también mejora cuando te ejercitas, desde tener más energía, mejor rendimiento, aumento de confianza, autoestima más elevada y confianza a nivel físico. Además, en los hombres reduce los problemas relacionados con la disfunción eréctil. (Foto Pexels)

Valora este artículo

Te Recomendamos