¡Cuídate! El uso excesivo y erróneo de audífonos está aumentando la pérdida auditiva en edades tempranas.

Actualmente millones de personas que escuchan música no se dan cuenta las consecuencias de escuchar sus canciones a volúmenes muy altos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha afirmado que en los países de ingresos medios y altos, casi el 50% de los adolescentes y adultos jóvenes de entre 12 y 35 años escuchan sus audífonos personales a niveles de sonido peligrosos para su salud auditiva.

La pérdida de audición es irreversible

De acuerdo con Aída Lucía Daza, especialista en audiología en Starkey, empresa estadounidense que es una de las mayores fabricantes de audífonos en el mundo, analiza que si este tema no se aborda desde el gobierno directamente estableciendo unas leyes que regulen el uso de estos dispositivos, "el aumento de la pérdida de audición en este rango de edad se incrementará".

Los especialistas en salud auditiva, informan que normalmente una persona de 50 o 60 años con pérdida de audición acudía al médico en busca de ayuda. Situación que ha cambiado pues ahora, esto es algo que afecta a las personas de entre 30 y 40 años.

Las malas noticias no acaban ahí, y es que además, la pérdida de audición es irreversible.

Las consecuencias

Estudios realizados por la revista BMJ Global Health a mediados en noviembre de 2022, se basa en el análisis de más de 30 estudios estudios realizados entre 2000 y 2021.

Se analizaron pruebas de aproximadamente 19 mil jóvenes en el rango de edad antes mencionada y los resultados arrojados dicen lo siguiente: 24% de estas personas escuchaban música a altos volúmenes en sus audífonos, mientras el 48% estaban expuestos a un rango de ruido considerable en lugares públicos de esparcimiento.

El estudio menciona que, tomando en cuenta que la población mundial en el rango de 12 a 34 años de edad es de 2800 millones de personas, entre 670 millones y 1350 millones de personas corren el riesgo de perder la capacidad auditiva si no empiezan a establecer hábitos de escucha más saludables.

aemz